Un año después de empezar a cobrarlas

El consumo de bolsas de plástico cae un 80%

El consumo de bolsas de plástico de un solo uso ha descendido el 80% un año después de que los supermercados empezaran a cobrarlas, según ha informado el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), que cita fuentes de la Asociación de Supermercados de la Comunitat Valenciana (Asucova).

Una persona camina por la calle con dos bolsas de plástico.
Una persona camina por la calle con dos bolsas de plástico.

En un comunicado, Aimplas ha indicado que hace un año se consumía una bolsa por cada cinco euros de compra, lo que suponía 13.500 millones de bolsas anuales en toda españa y 1.400 millones en la Comunitat Valenciana.

Un año después de que se empezasen a cobrar las bolsas los hábitos del consumidor se han transformado hasta el punto de utilizar una bolsa nueva por cada 15 ó 20 euros de compra, con una reducción del consumo de bolsas del 80% de media.

Según Aimplas, "el plástico se ha posicionado prácticamente como la única opción, aunque en otros tipos de formatos o material como bolsas reutilizables de plástico, bolsas reutilizables de rafia y bolsas biodegradables".

"El concepto que se debe perseguir es el formato de bolsa y no el material. El sector del plástico no sólo dispone de formatos compatibles con la legislación, sino que además se ha demostrado que son los de menor impacto medioambiental, situación que las grandes cadenas de distribución conocen y que les ha motivado a seleccionarlos", asegura Pedro Melgarejo, responsable de la línea de negocio de Envases y Embalaje de Aimplas.

Hasta hace un año, España era el mayor productor de bolsas de un solo uso de la Unión Europea, han añadido las mismas fuentes.

Según datos facilitados por Anaip (Asociación Española de Industriales de Plásticos) un total de 350 empresas productoras componían el sector y daban empleo a 11.000 personas.

Actualmente, las empresas que tenían mayor dependencia de las bolsas de un solo uso están buscando otras alternativas de negocio, aunque no todas se han podido abordar debido las inversiones necesarias para ello, ha indicado Aimplas.

"Como conclusión, las alternativas que vemos en los supermercados son todas fabricadas con materiales plásticos, pero lo más importante es que los consumidores seamos conscientes de que cuando cogemos y utilizamos estas bolsas de la forma adecuada estamos contribuyendo a la conservación del medioambiente", ha añadido Pedro Melgarejo.