Javier Aguilera y José Rocillo dejan la empresa

Telefónica España simplifica su estructura y amplía el foco territorial

Telefónica España ha simplificado su estructura, con el objetivo de amplia el foco territorial para que las direcciones regionales tengan un mayor peso comercial. Los cambios han supuesto la salida de la empresa de históricos como Javier Aguilera o José Rocillo.

Telefónica España adelanta a mayo  el plazo de adhesiones al ERE de 2013
Telefónica España adelanta a mayo el plazo de adhesiones al ERE de 2013

Las direcciones regionales ganan peso en Telefónica España. La compañía, bajo el mando de Luis Miguel Gilpérez, ha decidido simplificar la estructura con la supresión de 25 direcciones generales y fortalecer cada una de sus cinco áreas territoriales: Centro, Norte, Sur, Este y Cataluña.

Estos cambios suponen la salida de la empresa de dos ejecutivos históricos que formaban parte hasta ahora del comité directivo de Telefónica España: Javier Aguilera y José Rocillo.

El primero, que fue máximo responsable de Telefónica Móviles en España hace algunos años (donde coincidió con Gilpérez), ocupaba el cargo de máximo responsable de la dirección de desarrollo de negocio global, creada en mayo del pasado año para coordinar los trabajos de las cinco áreas regionales, también creadas en ese movimiento. Fuentes del sector, que señalan que Aguilera va a dejar la empresa, indican que esta dirección se había quedado con menos tareas con la creación de la unidad de Recursos Globales.

A su vez, José Rocillo era responsable de la zona Sur de Telefónica y con anterioridad ocupó puestos como el de responsable de Empresas en Telefónica España. Rocillo ha sido sustituido en su actual puesto por María Jesús Almazor.

Con la reestructuración, ahora cada territorio tendrá su propio presupuesto y se encargará completamente de sus propuestas de valor, su publicidad, sus ofertas. "El objetivo es acercarse al terreno para competir con los operadores regionales", indican fuentes del sector, que añaden que la intención final es ampliar la descentralización.

En relación a los directivos afectados, estas fuentes señalan que o bien dejarán las empresa ahora o bien, si tienen más de 52 años, podrán acogerse al ERE actualmente abierto.

En este sentido, Telefónica precisó hoy que la ejecución acelerada del ERE generará unos ahorros de 250 millones de euros en este 2012. Sólo en el primer trimestre, los ahorros ascendieron a 56 millones.