Para centrarse en su plan inversor

Campofrío sacrifica el dividendo de 2011 para centrarse en su plan inversor

La junta general de accionistas de Campofrío, con un 79% de su masa social presente, ha acordado hoy que, de forma excepcional, no repartirá ningún dividendo con cargo a los resultados del año 2011 y centrar así sus esfuerzos en su plan de inversiones de la compañía para el periodo 2012-2014.

El presidente de la multinacional española, Pedro Ballvé, ha destacado que con esta decisión "se garantiza el reparto de dividendos en el futuro de manera sostenida".

Según ha indicado, esta medida supone sólo "un alto en el camino" de una compañía que siempre ha mantenido el reparto de dividendos.

Asimismo, la Junta General también ha aprobado el nombramiento del consejero delegado de Campofrío, Robert A. Sharpe II como miembro del consejo de administración con categoría de consejero ejecutivo.

Del mismo modo, la junta ha autorizado la puesta en marcha de un plan de opciones sobre acciones para consejeros y directivos, de hasta un máximo de dos millones de acciones (un 1,96 % del capital).

La duración de plan será de ocho años a contar desde el 1 de enero del año en curso y su objetivo es incentivar a los directivos y altos ejecutivos para alcanzar los objetivos en el plan inversor 2012-2014.