Entrevistado en France 2

Hollande: "No puedo aceptar que Europa sea vista como un continente enfermo"

El presidente de Francia, François Hollande, no puede aceptar que Europa sea vista como un "continente enfermo" y ha indicado que esa es la razón por la que defiende no solo medidas que apuesten por el crecimiento, sino también que estas se apliquen de inmediato.

"Tenemos que ir más lejos, que haya medidas inmediatas", ha indicado en una entrevista concedida a la cadena France 2, en la que ha sostenido que con la recesión "que amenaza" la eurozona y el plan de austeridad "que se generaliza" notó cuando asistió al G-8 "cierta mirada de compasión".

"Y no debe ser así. Europa es la primera potencia económica y tiene una moneda que debe ser defendida. El euro debe ser para nosotros lo esencial", ha añadido el jefe del Estado francés, para quien las elecciones que se celebrarán en Grecia el próximo 17 de junio son "muy importantes".

Hollande ha reiterado su deseo de que "Grecia escoja Europa" y ha admitido que la manera utilizada por la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, para reprender a los griegos instándoles a que paguen sus impuestos no fue la adecuada.

"Es cierto que hay griegos muy ricos que no pagan sus impuestos, y no hay que aceptarlo. Pero no creo que sea la forma de decirles: sabéis, debéis mirar vuestra situación respecto a la de los africanos que viven peor que vosotros", ha dicho el presidente, para quien "hay una cosa que se llama respeto".

Hollande ha explicado también que el tándem que había con su predecesor entre Francia y Alemania no debe ser el único que tome las decisiones en la eurozona y sea visto como "el único motor que puede hacer crecer a Europa".

"No creo que sea el paso adecuado. (...) No se puede no contar con el resto, decirle: esperad que nos pongamos de acuerdo", ha señalado en esta entrevista, la primera desde que fue investido el 15 de mayo.

Sí ha admitido que es necesario encontrar un equilibrio entre ambos países, y ha minimizado algunas de las diferencias con la canciller alemana, Angela Merkel, de quien ha señalado que aunque es "hostil" a los eurobonos, "no dice 'jamás', sino 'no ahora', por lo que eso puede dar lugar a ciertos compromisos".