El consejo de administración solicitará hoy más ayudas públicas

Cinco claves del caso Bankia

Banco Financiero y de Ahorros (BFA, matriz de Bankia), la cuarta entidad más grande tras su nacionalización, celebra hoy a las 16.30 la reunión de su consejo de administración. Solicitará ayudas públicas por un importe que rondará los 15.000 millones de euros o incluso más. ¿Cuáles son las claves de este proceso?

Escaparate de una oficina de Bankia
Escaparate de una oficina de Bankia

¿Cuanto dinero público ha recibido ya la entidad?

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) -controlado por el Banco de España y el Ministerio de Economía- inyectó 4.465 millones de euros en participaciones preferentes (préstamo) a finales de 2010. Con este dinero el FROB alivió la presión sobre la entidad. Ahora este préstamo se convertirá en capital para intentar una limpieza del balance de la BFA-Bankioa ante el deterioro de sus activos. Su cartera de activos inmobiliarios problemáticos asciende a 31.800 millones de euros.

¿Cuál será la nueva inyección de dinero público?

El ministro de Economía, Luís De Guindos, señaló el miércoles que el Gobierno inyectaría en el grupo de Bankia "todo el capital que fuera necesario". Apuntó que el saneamiento requerirá, como mínimo, 9.000 millones de euros. De esta cifra, 7.100 millones de euros corresponden a las nuevas provisiones exigidas para el crédito promotor. Los otros 1.900 millones son la traducción del déficit de capital.

Pero previsiblemente la suma será aún mayor. Fuentes financieras afirman que la factura total rondará al final los 15.000 millones de euros. A los 9.000 millones de saneamientos extra habrá que sumar el déficit patrimonial detectado en la auditoría realizada a Bankia por Deloitte, que se estima en más de 3.000 millones. Para ello Bankia tiene que reformular sus cuentas, y hoy ha pedido su suspensión de cotización en Bolsa "a la vista de la falta de concreción en las cifras".

Además, se incluirá otra cantidad adicional que el actual presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, quiere reservarse como colchón por otros 3.000 millones de euros, en previsión del test de estrés y las valoraciones pendientes del sector. En total, por tanto, se barajan cifras cercanas a los 15.000 millones de euros.

¿Qué significa la nacionalización?

El nuevo consejo de administración de Banco Financiero y de Ahorros (BFA, matriz de Bankia), presidido por José Ignacio Goirigolzarri, exconsejero delegado de BBVA, solicitó la conversión en acciones de los 4.465 millones de euros inyectados en 2010, ante la imposibilidad de hacer frente a la "amortización o recompra de las participaciones preferentes", según señaló el Banco de España. En otras palabras, BFA necesita capital para atender el agujero provocado por el ladrillo, y como éste solo puede proceder del sector público, solicitó la conversión de las preferentes en capital.

Tras el sí del FROB a la operación de canje, ahora un organismo independiente deberá establecer cuántas acciones de BFA le corresponden al FROB al convertir los 4.465 millones de deuda en capital. Pero en todo caso, el Ministerio de Economía ya ha explicado en varias ocasiones que la operación le dará el control total del grupo.

Bankia, la filial bancaria del grupo, está controlada en un 45% por BFA. Tras la nacionalización de la matriz, también pasará a estar bajo tutela pública.

¿Cuanto han caído las acciones en bolsa?

En las 15 sesiones posteriores la salida de Rodrigo Rato (7 de mayo) de la presidencia, previa a la nacionalización de la entidad, los títulos han caído un 36,3%. Ha pasado de 2, 2,464 euros el 7 mayo ha a 1,57 al cierre de ayer. El día de su estreno en el parqué, el 20 de julio de 2011, la acción comenzó su andadura en Bolsa con un precio de 3,75 euros.

¿Qué consecuencia tiene para el depositante, el bonista o el accionista?

Los títulos de Bankia seguirán negociando en el mercado con el matiz de que su matriz, BFA, ahora está controlada al 100% por el Estado. La limpieza de BFA se valora positivamente pues reduce incertidumbres sobre el futuro de la cotizada, pero aun así Bankia acumula recomendaciones de venta.

Los inversores que canjearon preferentes por acciones de Bankia el pasado mes de marzo se encuentran atrapados. No podrán vender hasta 2013 si quieren recuperar la totalidad de su inversión inicial. Pero todavía quedan 3.100 millones de euros en preferentes de Caja Madrid que cotizan con un fuerte descuento. Para todos estos inversores, podría haber algo de luz. El Ministerio de Economía está preparando un real decreto en el que se establecerán los supuestos en los que la banca deberá canjear obligatoriamente sus preferentes por acciones o bonos convertibles.

Los acreedores de las diferentes modalidades de deuda de Bankia pueden respirar tranquilos. El respaldo del Gobierno asegura más que antes el pago de los intereses de la deuda. La historia reciente también es favorable. Los bonistas de las entidades financieras intervenidas hasta la fecha no han recibido quitas en los créditos que mantenían.

La entrada del Estado en Bankia reforzará la solvencia de la entidad y por tanto los depósitos de los ahorradores estarán ahora más seguros que antes de tener el respaldo de las arcas públicas. Ninguna de las entidades intervenidas durante el actual proceso de reestructuración del sistema financiero ha tenido problemas para garantizar los depósitos de los clientes. En última instancia, en un caso extremo e improbable de quiebra de la entidad, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) garantiza hasta 100.000 euros por cliente y entidad.