Google prueba los límites de Almunia

El no-nato caso Google prueba los límites de las autoridades de Competencia para controlar con normas de la era analógica a unas empresas que se mueven a velocidad digital. "Su espada se ha quedado vieja y oxidada", como dicen los Vampire Weekend en el vídeo.

El abismo entre la realidad económica del siglo XXI y el derecho de la competencia del XX se ha comprobado esta misma semana.

La Comisión Europea ha acusado al buscador por antonomasia de cometer un reiterado abuso de su posición ultradominante. Esos cargos, en la era analógica, acarreaban multas descomunales y hasta la posible partición de una empresa. Pero ahora Bruselas ofrece a Google la posibilidad de autoinculparse y negociar la penitencia.

No se trata de una concesión ni de un trato de favor, sino la prueba de las dificultades de aplicar unas normas que tardarían años en surtir efecto. "En este tipo de mercados tan rápidos siempre es preferible para los usuarios que se restaure la competencia desde un primer momento antes de embarcarse en largos procedimientos", reconocía el lunes un siempre pragmático Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia.

Bruselas tiene la experiencia de su batalla "tecnológica" anterior: una década de lucha incansable contra Microsoft y su estrategia de aprovechar su dominio en sistemas operativos (Windows) para hacerse con mercados adyacentes como la navegación por Internet (con Explorer). El caso acabó en una clamorosa victoria judicial de la CE. Pero sus resultados tangibles son más difíciles de valorar. ¿Se hubieran desarrollado los nuevos navegadores, como Chrome (de Google) o Mozilla sin la intervención de la CE? Más de un experto en el sector considera que sí.

La CE se encuentra ahora ante la misma tesitura, pero en otro filón del mercado. Google copa el 95% de las búsquedas que realizan los europeos en Internet. Y sus tentáculos comienzan a extenderse peligrosamente hacia otros mercados. La CE tiene claro que está abusando de su poder.

Pero tiene que probarlo y eso lleva mucho tiempo. Y resulta imposible aventurar cual será el escenario dentro de cinco o diez años, el plazo optimista para la resolución de un expediente de este tipo en la UE. Quizá para entonces las búsquedas se realicen de otra manera. Y Google nos parezca una maravillosa reliquia de un tiempo en que los ordenadores eran tan torpes que todavía había que teclear lo que querías buscar.

De modo que Almunia tiene una difícil papeleta. Si Google no enmienda voluntariamente su conducta tendrá que embarcarse en una batalla desigual (un puñado de funcionarios frente a los abogados mejor pagados del mundo) y de inciertas consecuencias.

¿Qué alternativa tienen las autoridades de competencia ante esta insoportable impotencia? La misma que otros tantos gremios, desde los banqueros a las agencias de viaje o los medios de comunicación. Modernizarse, repensar las normas y prepararse para un enfrentamiento con los googles del futuro. Porque el choque llegará y los gigantes serán cada vez más poderosos.

Comentarios

Veo cierto cacao mental en su artículo,...Para empezar el mundo tecnológico del cual usted habla es un mundo ILIMITADO por ser VIRTUAL, IMAGINADO, etc,... y permite ACCESO PARALELO para aquel que lo desee. Es decir, la condición de monopolio queda para los que deseen “usar pinzas”.No es lo mismo, que, por ejemplo una finca. La posición dominante de la cual usted habla declaran esos “pobres funcionarios” es una POSICIÓN DE SERVICIO mayoritario. Es decir, son los que prestan el servicio mejor y, ohh sorpresa la gente los elige....La pregunta correcta no es porque una empresa ofrece un servicio GRATUITO mayoritariamente (¿los burócratas tambien ofrecen servicios gratuitos, abiertos y universales por nada,o por una módica cantidad de 15000€ mes? Va ser que no,..) frente a otras. La pregunta es ¿por qué esa empresa no surgió ni surgiría en Europa? ¿Por que no nacen Microsoft, Oracle, Facebook, Twitter, Google, Yahoo, Ebay,... en Europa?No será el problema de la competencia no está ahí afuera sino dentro del “pobre sistema de burócratas”, ese es el problema,..., ahí está la verdadera lacra.Por cierto, y quiza no le interese, Mozilla (fundación sin ánimo de lucro) era anterior a la demanda de los buenos burócratas contra Microsoft. Y Chrome es aporte más a un buscador, el cual tambien tiene su parte gratuita y sin ánimo de lucro.Deriva de la liberalización de esto mozilla:http://es.wikipedia.org/wiki/Netscape_Navigatory esto con chrome:http://www.chromium.org/HomeAparte de todo eso existen muchos más navegadores (Opera,Safari, ...), y solamente muestra al igual que los burócratas no tiene ni idea. Y ese es su error, solamente buscan su parcela de poder en aquello ha funcionado sin niǵun problema y mayoritariamente autoregulado, sin necesidad de políticos, INTERNET.
¡Buenos días Bernardo! Nos gustaría que te pasaras por el Blog Reforma Laboral 2012, elaborado por nuestro departamento jurídico. Nuestra entrada de hoy: Un cambio de concepto: grupo profesional frente a categoría http://cort.as/21wmNos encantaría contar con tus comentarios.Un cordial saludo,Departamento de Comunicación Siga98
La Internet está gobernada por el Board of Trustees the la Internet Society, elegidos por votación democrática por los socios de esta asociación sin ánimo de lucro. Así que desmintiendo a Colapso2015 la Internet sí que tienen sus "políticos", que por cierto lo están haciendo bastante bien.
¡Buenos días Bernardo!Nos gustaría que te pasaras por el Blog Reforma Laboral 2012, elaborado por nuestro departamento jurídico. http://www.oakleypitbullsunglasses2012.com/EYF645FGD
Normas