Muy Confidencial

La SEPI propone a Adolfo Cazorla como presidente de Enresa

El consejo de la SEPI que se celebra este viernes va a proponer el nombramiento de Adolfo Cazorla, actual vicerrector de la Universidad Politécnica de Madrid, como presidente de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) en sustitución de José Alejandro Pina. El relevo se ha demorado varios meses ante la falta de acuerdo en el seno del Gobierno para elegir un candidato para dirigir la compañía pública que gestiona el combustible gastado de las centrales nucleares y es la encargada de la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de dichos residuos. Este proyecto fue aprobado por el Gobierno de Rajoy el pasado enero, pero está paralizado a la falta de un nuevo presidente.

Hasta ahora, habían circulado algunos nombres, como el de Paloma Sendín, exdirectora general de la Energía y exmiembro del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) o el del exalcalde de Ciudad Real Francisco Gil Ortega-Rincón. Este último contaba con el apoyo del PP de Castilla la Mancha, que quería participar en la elección tras haber aceptado que el ATC se ubicase en uno de sus municipios, el de Villar de Cañas, en Cuenca. Según distintas fuentes, esta candidatura fue frenada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Después de tantos meses, la propuesta de Cazorla ha sorprendido por no ser un conocedor del sector. Nacido en Madrid, en 1952, es ingeniero agrónomo y catedrático de Proyectos y fue director general de Agricultura y Alimentación en el primer Gobierno de Aznar, de donde pasó a la Comunidad de Madrid, en la que ocupó el cargo de viceconsejero de Economía y Empleo. Es director de Estudios del Colegio Moncloa, del Opus Dei, y según fuentes próximas al Gobierno, su candidatura es apoyada por el actual secretario de Estado de Energía, Fernando Marti.