Enmiendas a la reforma laboral

El Ejecutivo limitará el recurso individual del trabajador despedido en un ERE

Una de las enmiendas pactadas en la reforma laboral que previsiblemente se aprueba hoy indica que cuando un ERE extintivo se pacte entre empresa y sindicatos, y estos últimos no lo recurran en el plazo de veinte días, el empresario podrá interponer una demanda para que el ERE se declare "ajustado a derecho" y no pueda ser recurrido individualmente en los Juzgados de lo Social.

De esta forma, PP y CiU quieren tranquilizar la incertidumbre generada entre los empresarios que argumentaban que la eliminación de la autorización administrativa en los ERE les generaba inseguridad jurídica, ya que podría ser recurrido de forma individual en cualquier caso, pese al acuerdo alcanzado con los sindicatos.

Otra de las enmiendas pactadas con CiU modifica la definición de absentismo para que este sea causa objetiva de despido. La modificación amplía el concepto de faltas, de modo que deben representar el 5% de las jornadas habiles durante el año. Esto se traduce en 12 o 13 ausencias intermitentes, mientras que con la redacción anterior se quedaba en 8 o 9. Además quedan excluídas las ausencias como consecuencia del tratamiento de enfermedades graves.

Una tercera enmienda precisa las causas objetivas de despido por causas económicas, de forma que la empresa podrá recurrir a ello cuando se den tres trimestres de pérdidas de ingresos y ventas "ordinarias" en comparación con los tres trimestres del ejercicio anterior. La anterior definición había generado quejas por parte de sectores como el turístico, que denunciaba que nunca tenía tres trimestres consecutivos de perdidas.