Cumbre informal en Bruselas

Merkel, a favor de utilizar los bonos para infraestructuras en países como España

La canciller alemana, Angela Merkel, ha abogado por utilizar los bonos para financiar proyectos de infraestructuras clave sobre todo en países que necesitan urgentemente este tipo de inversiones, como España. "Hemos hablado de los bonos para proyectos y he defendido que se utilicen sobre todo para Estados que necesitan urgentemente inversiones, como Grecia, Portugal, Italia y España", ha declarado esta madrugada Merkel en una breve rueda de prensa posterior a la cumbre informal de líderes.

Merkel ha calificado la cena de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE de "útil" pues ha fijado la agenda de trabajo para establecer medidas concretas que fomenten el crecimiento en los Veintisiete hasta la cumbre formal de finales de junio.

Los líderes han ratificado que la consolidación de las finanzas públicas y el crecimiento no son dos elementos opuestos sino "dos lados de la misma moneda", indicó.

En este sentido, han identificado tres áreas en las que pueden actuar: a nivel nacional, del mercado único y de la UE.

En cuanto al primer apartado, se trata de acometer las reformas estructurales necesarias "en casa", en materia de los mercados y los costes laborales, y proseguir con la consolidación presupuestaria.

En segundo lugar, los Veintisiete deben reforzar el mercado interior al mejorar el potencial del sector de los servicios y movilizar las agencias de empleo europeas con el fin de crear paso a paso un mercado laboral común, algo que ya existe para los estudiantes, pero no así para trabajadores cualificados, explicó.

En este apartado los países miembros también deben consolidar el pago de las facturas por parte de administraciones públicas a empresas del sector privado, porque ha habido retrasos, recalcó Merkel, como ha sido el caso de España.

A nivel europeo, los países miembros pueden movilizar recursos financieros para activar inversiones a través del aumento del capital del Banco Europeo de Inversiones (BEI), mediante un mejor uso de los fondos estructurales y con los bonos proyectos para infraestructuras importantes.