_
_
_
_
_
Tras insinuar ayer que en Bruselas ya podrían haber empezado los preparativos

Papadimos se desdice y niega conocer movimiento alguno previo a la salida de Grecia del euro

El exprimer ministro griego Lukás Papadimos destacó que "no tiene conocimiento de ninguna preparación específica" sobre la salida de Grecia del euro, "en las instituciones europeas o de otros países europeos", ni tampoco en el país heleno.

Papademos ha matizado así unas declaraciones previas en las que advertía que ya podrán estar sucediéndose los preparativos para una posible salida del país de la zona euro. En unas declaraciones difundidas hoy ampliamente por la prensa griega, realizadas a última hora de ayer a la cadena estadounidense CNBC, Papadimos insistió en que no se podía "excluir la posibilidad" de que los socios de la zona euro estén haciendo dichos preparativos tras la incertidumbre política surgida tras las elecciones del 6 de mayo.

Pero subrayó que el abandono de Grecia de la moneda única es "improbable que se materialice" y es un "escenario no deseado", señaló. "Aunque es improbable que se materialice ese escenario y no es deseable ni para Grecia ni para otros países, no se puede excluir que se estén realizando los preparativos para contener las consecuencias potenciales de una salida de Grecia del euro", afirmó ayer el exprimer ministro al diario Wall Street Journal.

Papadimos, ex vicepresidente del Banco Central Europeo, había indicado en esa entrevista que "el riesgo de que Grecia abandone el euro es real y depende de si el pueblo griego apoya la aplicación del programa económico" pactado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las declaraciones de Papadimos arrastraron a la baja a las bolsas y al euro frente a otras divisas.

En su entrevista con el Wall Street Journal, Papadimos calculó que el "costo general" de la salida de Grecia de la euro zona podría llegar hasta un billón de euros, si se calculasen el efecto contagio y el daño a la economía real, y que en Grecia la inflación podría llegar a un 50%.

Los griegos están llamados a unas nuevas elecciones para el 17 de junio que se presentan como una cita clave para dilucidar si el país permanecerá o no en la zona del euro.

Más información

Archivado En

_
_