La morosidad en España: plazos para cobrar lo adeudado