Estudian una subida de los aranceles

Argentina promueve nuevas medidas proteccionistas en Mercosur

Argentina busca el respaldo de sus socios del Mercosur para elevar los aranceles a las importaciones que provengan de países fuera de la zona, lo que afectará, sobre todo, a la. UE, aunque también al bloque Nafta y a China. La razón, entre otras, evitar que países en crisis vendan sus excedentes en la región a menor precio.

El bloque comercial del Cono Sur, conformado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, estudia nuevas medidas proteccionistas que afectarían a la Unión Europea. Para ello, necesita que la Organización Mundial del Comercio (OMC) dé vía libre al aumento de los aranceles a las importaciones hasta el 35%, el máximo permitido. La medida ha sido promovida por Argentina, según ha reconocido el canciller Héctor Timerman, después de reunirse con su homólogo brasileño, Antonio Patriota para tratar las trabas al comercio entre ambos países.

Al mismo tiempo, el canciller brasileño ha descartado cualquier acuerdo comercial con la UE sin Argentina, rechazando así la propuesta España tras la expropiación de las acciones de Repsol en YPF.

El anuncio del posible aumento de aranceles, se produce un día después de que el Gobierno argentino expresase a través de una carta, su "gran preocupación" la decisión de España de prohibir "el uso de biodiesel no producido en la Unión Europea". "La Orden Ministerial [...] representa una discriminación que, de no ser corregida por la Unión Europea, afectará la mitad de nuestras exportaciones a España o casi el 10% de nuestras exportaciones totales a la Unión Europea", ha señalado Argentina en su carta.

Ahora, Argentina pretende que en la próxima Cumbre del Mercosur -que tendrá lugar en su territorio el 28 de junio- los integrantes del bloque definan una suba del Arancel Externo Común hasta el 35%, lo que afectará principalmente a los productos provenientes de la Unión Europea, el bloque Nafta (EEUU, Canadá y México) y China, los principales vendedores de productos en la región. El objetivo es favorecer el intercambio regional y "preservar" las industrias locales ante el ingreso indiscriminado de importaciones por el excedente que se produce en los países en crisis.

El promedio arancelario del bloque que rige desde 1994 es del 22%, aunque en diciembre pasado también a propuesta de Argentina, se incrementó de manera transitoria por 2 años, al 35% los aranceles de 100 posiciones arancelarias (código regional utilizado para cada producto).

La medida debe ser aprobada por unanimidad -según las normas internas del Mercosur- por lo cual Argentina intentará convencer a sus socios de aplicar las subidas arancelarias para "proteger" la industria local. Paraguay y Uruguay son los más reticentes a una subida ya que tienen intereses de sostener acuerdos de libre comercio con países que están fuera del bloque.

Coherencia

La propuesta argentina guarda cierta coherencia con los movimientos del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en los últimos meses, que ha incrementado las trabas a las importaciones de cualquier origen, mediante trámites burocráticos y permisos especiales que deben solicitar los importadores. Esta situación ha provocado la reacción de diversos países -entre ellos Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea- que han realizado reclamaciones ante la OMC.

Las importaciones del Mercosur han alcanzado en 2011 los 320.291 millones de dólares (251.621 millones de euros). El mayor comprador de productos ha sido Brasil, con 226.245 millones de dólares (177.738 millones de euros), seguido por Argentina con 73.922 millones de dólares (58.073 millones de euros). Uruguay y Paraguay suman menos del 10% del total de las importaciones de la región.

Brasil, el socio más importante del grupo, tiene un mayor vínculo comercial con países fuera del bloque regional. La UE es el principal proveedor de productos para ese país con 46.416 millones de dólares (36.464 millones de euros), seguido por el grupo Nafta con importaciones por 42.646 millones de dólares (33.503 millones de euros) y China con 32.788 millones de dólares 825.758 millones de euros). La compra de productos a sus socios comerciales del Mercosur tan sólo asciende a 19.375 millones de dólares (15.221 millones de euros).

En tanto, para Argentina, tiene una mayor relevancia la importación de productos regionales (principalmente provenientes de Brasil). Estos ascendieron en 2011 a 22.910 millones de dólares (17.998 millones de euros). La UE es el segundo grupo importador con 11.615 de dólares (9.125 millones de euros), seguido de cerca por China con 10.573 millones de dólares (8.306 millones de euros) y Nafta con 10.054 millones de dólares (7.898 millones de euros).