Entra en el capital de cuatro empresas del Ibex

El Estado es el primer accionista de IAG e Indra

La nacionalización de BFA supone la entrada de un nuevo accionista en cuatro de las empresas del Ibex, el Estado español. El Estado controlará, a través del FROB, un 100% del capital de la matriz de BFA, convirtiéndose así en primer accionista de IAG e Indra.

La nacionalización anunciada ayer por Economía del 100% de la matriz de Bankia, BFA, y del 45% de la entidad presidida desde ayer por José Ignacio Goirigolzarri supone la entrada de un nuevo accionista en el capital de cuatro de las empresas que cotizan en el Ibex 35: IAG, Iberdrola, Indra y Mapfre.

El Estado español entrará así en el capital de IAG, la aerolínea fruto de la fusión entre Iberia y British Airways, y se convertirá en su primer accionista, dado que Bankia controla un 12,08% de su capital, porcentaje que se diluirá hasta el 5,4% cuando pase a manos del FROB al quedarse éste con un 45% de Bankia. Aun con esa dilución, el Estado español se mantendrá como primer accionista de IAG, puesto que el segundo tiene una participación del 5%.

La posibilidad de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ponga a la venta en los próximos meses el paquete en la aerolínea ha provocado que la cotización de IAG retroceda cerca de un 4% desde ayer. El paquete de IAG tendría un valor en el mercado de unos 460 millones de euros, según la cotización a la que cerró el miércoles la empresa, en caso que Economía decida desinvertir de su cartera de participaciones industriales. El Estado controla otro 2,71% de IAG a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), una participación que según aseguró el presidente del organismo, Ramón Aguirre, en abril no está a la venta dadas las actuales condiciones del mercado.

INDRA 8,34 0,18%
IAG 5,41 2,81%

El Estado se convertirá además en el primer accionista de Indra, donde BFA tiene un paquete del 20,12%. Un paquete que tendría un valor en el mercado superior a los 250 millones si se llegara a ponerse a la venta. También tendría peso en el accionariado de otras empresas cotizadas como Mapfre, donde al entidad ostenta un 14,99%.

La nacionalización de BFA supondrá además la entrada en el capital de Iberdrola, donde la entidad controla un 5,4% proveniente de Bancaja.

Al igual que en IAG, cuya participación está a través de Bankia, otras participaciones industriales que se mantuvieron en la entidad y no se traspasaron a BFA se verán reducidas cuando pasen al Estado. Así en Deoleo, la antigua Sos Cuétara, donde Bankia controla un 18,65% capital, el porcentaje se diluirá hasta el 8,39%.

También a través de Bankia entraría en el capital de Realia, inmobiliaria de la que la entidad controla un 27,7%, un porcentaje que se reducirá hasta el 12,46%, y en BME, donde el paquete del 4,1% se diluirá hasta el 1,8%. Y tendrá participación en Globalvía Infraestructuras, Mecalux o Inversis.

En el caso de NH Hoteles Bankia-BFA controlan de forma conjunta un 15,74%, aunque un 5,66% está a través de la matriz y el porcentaje restante a través de Bankia.

Valor en libros

Según el folleto de salida a Bolsa de Bankia, el valor en libros de su cartera de participadas industriales que cotizan en Bolsa, entre las que se encuentran las participaciones en Mapfre, Realia, Indra, IAG, Deoleo y NH Hoteles, ascendía a 2.562 millones de euros, a 31 de marzo de 2011, a lo que se sumaba el valor en libros de su cartera de participaciones no cotizadas, 1.173 millones de euros, repartidos en más de 70 sociedades distintas. De las no cotizadas, es Glovalía la que tenía entonces el mayor peso en los libros, 469 millones de euros.