Críticas por la mala gestión del Gobierno

Los consejeros socialistas se abstendrán en la votación para nacionalizar la matriz de Bankia

Los consejeros de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) elegidos a propuesta del partido socialista se abstendrán en la votación de esta tarde, en la que el consejo solicitará la nacionalización del grupo. El PSOE mostrará así su rechazo a la gestión realizada por el Gobierno en relación a la matriz de Bankia.

Jorge Gómez y José María de la Riva, consejeros en BFA a propuesta de Caja Madrid (y a su vez del Partido Socialista de Madrid) tienen previsto abstenerse en la votación que se va a producir en la entidad para que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) convierta en acciones los 4.465 millones de euros que inyectó en el grupo en forma de participaciones preferentes.

Esta votación, que propondrá el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri -con el respaldo del Ministerio de Economía-, supondrá la nacionalización del grupo. Con la abstención, los consejeros socialistas quieren expresar su malestar por la gestión realizada por el Gobierno en la crisis de la matriz de Bankia.

De acuerdo con fuentes del partido, "Economía ha entrado en el sector financiero como un elefante en una cacharrería". Los dos consejeros no votarán directamente contra la medida "por resposabilidad para con los accionistas y depositantes de Bankia".