Grecia siembra la incertidumbre

¿Niveles de intervención con la prima en 450? En realidad, el bono alemán cae a mínimos históricos

La prima de riesgo ha cerrado por encima de los 450 puntos básicos por primera vez desde noviembre, nivel que LCH Clearnet tiene en cuenta a la hora de pedir garantías adicionales para que los bancos puedan utilizar la deuda soberana de un país.

La tensión ha vuelto al mercado de deuda con la prima de riesgo española en niveles de 456 puntos básicos. La incertidumbre generada a raíz de los resultados electorales en Grecia está atacando a la deuda de los países periféricos, entre ellos a España. La rentabilidad del bono español a diez años se sitúa en el entorno del 6,1% y saltan las alarmas con el diferencial volviendo a niveles de noviembre.

Los 450 puntos no son una cifra mágica ni un oráculo que vaticina el desastre económico inminente, simplemente es la cota a partir de la cual la financiación a corto plazo del sistema financiero de un país puede entrar en coma profundo.

¿La razón? Ese es el umbral que tiene en cuenta LCH.Clearnet, la principal cámara de contrapartida del Viejo Continente, a la hora de fijar garantías complementarias para que las entidades puedan utilizar la deuda soberana de un determinado país.

La cámara británica y también Eurex Repo, alemana, suponen una variación del mercado interbancario clásico, en el que dos entidades se prestan dinero entre sí sin más garantías. Con la cámara como intermediaria, las entidades aportan deuda pública como colateral y la plataforma garantiza que las operaciones llegan a buen puerto.

En una circular del pasado año, LCH.Clearnet advierte que un spread superior a los 450 puntos básicos frente a una referencia a 10 años con calificación triple A es "indicativo de un mayor aumento de riesgo soberano y podría suponer un aumento de garantías del 15% sobre la posición neta, con posibilidad de incrementos adicionales en caso de que el diferencial continúe deteriorándose".

Sin embargo, en realidad, el aumento del diferencial de España se debe en gran parte a la caída de la rentabilidad del bono alemán a diez años que está en el 1,5%, marcando los niveles más bajos de su historia. Estefanía Ponte, analista de Cortal Consors, asegura que el repunte de la prima de riesgo en la sesión de hoy refleja, en su mayor parte, la característica de activo refugio del bono alemán. "Pese a lo anterior, es cierto que la rentabilidad del bono español está ya en el 6,1%. Las razones: incertidumbre sobre Grecia (reflejado también en un euro por debajo de 1,30) y expectativa ante la cantidad final necesaria para sanear el sistema financiero español y de dónde se obtendrán los fondos", añade.

La situación actual de los mercados es diferente a la que se vivió en noviembre del pasado año, la última vez que la prima de riesgo superó este nivel mágico ya que entonces la rentabilidad del bono a diez años marcó el 6,7%.

"El comportamiento tan negativo de la de la prima de riesgo tiene su origen en el resultado de las elecciones en Grecia, y la cada vez más probable opción de que haya que repetirlas, por que no sea posible la formación de Gobierno", explica Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets. "Básicamente, la salida de Grecia del Euro está más cerca que nunca (tras el resultado de las elecciones, donde los dos partidos comprometidos con las condiciones negociadas en el segundo rescate están en minoría)", añade el experto.

La deuda española no es la única que sufre hoy. La prima de riesgo italiana sube a 420,5 puntos básicos, con una rentabilidad del 5,740%, tras haber iniciado la jornada en 408,2 puntos básicos. Asimismo, el diferencial entre la deuda francesa y la alemana se amplía hasta llegar a los 133,4 puntos básicos, con una rentabilidad del 2,869%, frente al nivel de 127,1 enteros del comienzo de la sesión. `

Las tensiones que se están registrando en el mercado de deuda se están trasladando hoy a la renta variable. El Ibex 35 está cediendo más de un 2% e intradia ha roto los mínimos de 2009. Sin embargo, la prima de riesgo estaba en el entorno de los 100 puntos básicos y la rentabilidad del bono alemán estaba bastante por encima del 1,5% actual. Entonces, estaba por encima del 3%.