El primer año solo paga la mitad del este importe

Abercrombie paga 1,32 millones por el alquiler de su tienda en Madrid

Abercrombie & Fitch cerró un contrato de alquiler para su tienda madrileña valorado en 1,32 millones de euros. El establecimiento está ubicado en uno de los barrios más exclusivos de la capital, en la plaza del Marqués de Salamanca. Pero el contrato esconde una trampa. El primer año solo paga la mitad del este importe.

Abercrombie paga 1,32 millones por el alquiler de su tienda en Madrid
Abercrombie paga 1,32 millones por el alquiler de su tienda en Madrid

Es la tienda de referencia de Abercrombie & Fitch en España. Su flagship en el barrio más exclusivo de la capital. Y el precio del alquiler es acorde a las pretensiones del inmueble situado en la plaza del Marqués de Salamanca, esquina con Ortega y Gasset. En misma calle, a solo unos 100 metros, están presentes casi todas las marcas de moda vinculadas al sector del lujo.

La multinacional estadounidense cerró en febrero de 2010 un contrato de arrendamiento por valor de 1,32 millones de euros en el primer año, según figura en la memoria de la filial del ejercicio 2011, concluido el 31 de enero de ese mismo año. Pero el contrato, que comenzó a pagarse el 1 de julio de 2010, esconde una cláusula favorable a la empresa textil. "El arrendador del inmueble Imronda durante el primer año ha aplicado un descuento del 50%, por lo que la renta pasa a ser de 660.000 euros", explica el informe. De cara a los próximos años, Abercrombie & Fitch apunta que la renta del local "se irá ajustando en función del IPC correspondiente a los 12 meses anteriores a la fecha de revisión, el 1 de julio de cada año". Es decir, sobre el precio de 1,32 millones.

Abercrombie & Fitch ha alquilado el palacete Aguas de Sevilla por un periodo de 10 años. El inmueble tiene una superficie de 1.315 metros cuadrados, de los que 1.115 son útiles. Su acondicionamiento se prolongó más de un año, hasta que finalmente abrió sus puertas en noviembre del pasado año, coincidiendo con el inicio de la temporada navideña que concentra gran parte de las compras del sector textil.

El precio de este alquiler es muy superior al del resto de locales que la multinacional tiene en España a través de su segunda enseña: Hollister. Para ésta, Abercrombie prefiere locales situados en centros comerciales, cuyo coste es significativamente menor. Por ejemplo, en la tienda situada en Madrid-Xanadú (que tiene una superficie de 719 metros cuadrados y cuyo arrendamiento comenzó el 15 de enero de 2010) abona una renta mínima garantizada de 112.000 euros el primer año y de 129.000 el segundo. Sobre esta renta se aplica un variable equivalente al 5% de las ventas anuales del local.

Al cierre del ejercicio 2011, Abercrombie contaba con otros dos locales situados en el centro comercial Arena Multiespacio de Valencia y La Maquinista en Barcelona, el primero que abrió en España. Actualmente, la compañía tiene otros cinco establecimientos bajo la enseña Hollister.

A pesar de que Abercrombie prácticamente acababa de comenzar a operar en España en el momento de cerrar el citado ejercicio, el 31 de enero de 2011 -ya que abrió sus dos primeros locales de Hollister en Barcelona y Madrid en julio y septiembre de 2010- logró cerrar el año fiscal con una facturación de 3,78 millones de euros. Sin embargo, no concluyó el ejercicio en positivo, ya que sus pérdidas eran de 688.575 euros. Por el momento, Abercrombie no ha especificado la evolución de las ventas de su flagship madrileña.

La compañía también explica en la memoria del citado ejercicio que la filial española está integrada dentro del grupo Abercrombie & Fitch Europe cuya sede social se encuentra en Suiza.

El grupo

La multinacional estadounidense, sobre la que en los últimos meses han sobrevolado los rumores de opa, cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 127,7 millones de dólares (97,8 millones de euros) y una facturación de 4,158 millones de dólares.