Financiación

La inyección de dinero que las pequeñas empresas necesitan

Los bancos y las líneas del ICO dan un respiro crediticio a las pymes.

Javier Fernández regenta una pequeña cadena de establecimientos hosteleros en el centro de Madrid y hace tres meses pasó por uno de sus peores momentos como empresario. Necesitaba liquidez para poder pagar las nóminas de sus 12 empleados y las facturas atrasadas de algunos proveedores. En febrero solicitó al Instituto de Crédito Oficial (ICO) un préstamo a través de la Línea Liquidez y, gracias a que esta le fue concedida, logró salir airoso del bache.

Lamentablemente, las necesidades de este empresario no son un caso aislado. En los tres primeros meses del año las entidades financieras han concedido 57.000 préstamos a autónomos y pymes con recursos procedentes de las diversas líneas que el ICO tiene disponibles. Además, a pesar de la crisis, cada vez más bancos y cajas están ofertando productos propios dirigidos a este colectivo.

El ICO ha concedido créditos por importe de 5.105 millones de euros en el primer trimestre de 2012, lo que supone un incremento del 25% respecto al mismo periodo del año anterior. El grueso de este montante se ha distribuido a través de las distintas entidades bancarias que colaboran, gracias a las llamadas Líneas de Mediación. Bajo esta fórmula se han financiado cerca de 50.000 proyectos y se han otorgado préstamos por valor de 3.600 millones, un 4% más que en el primer trimestre de 2011.

Más de 32.000 empresas han necesitado liquidez en un momento puntual, para lo cual se han destinado cerca de 2.500 millones de euros. Igualmente, se concedieron 1.000 millones de euros en préstamos a más de 16.000 autónomos y empresas para acometer inversiones de distinta índole. "En 2012 apostamos por los emprendedores y por las empresas que quieren salir al exterior porque entendemos que constituyen dos focos fundamentales de crecimiento", comentan desde el ICO. No en vano, la partida que más ha crecido en el primer trimestre del año ha sido la destinada a la internacionalización, que se ha incrementado hasta alcanzar los 60 millones de euros, un 49% más que en el mismo periodo de 2011.

Bancos al quite

Santander es uno de los bancos que apuestan por la concesión de créditos a los pequeños empresarios, a los que Enrique García, director general de la división de banca comercial en España de la entidad, considera "el motor del crecimiento y del empleo". "Estamos convencidos de que la salida exterior de las empresas será una palanca clave de la recuperación", añade. Por ello, el banco ha dispuesto 4.000 millones de euros para pymes y autónomos que, o bien deseen dinamizar la actividad o bien necesiten un impulso en el exterior. Una cantidad que no forma parte de las líneas ICO y que el banco también distribuye.

En la misma línea, BBVA, a través de diferentes acuerdos con asociaciones empresariales y de autónomos, ofrece préstamos en condiciones beneficiosas a más de un millón de empresarios afiliados a diferentes organizaciones. Gracias a estos acuerdos, podrán disfrutar de tipos de interés preferentes y cuentas de crédito, entre otras ventajas. Además, podrán acceder a leasing mobiliario con financiación de hasta el 100% del importe del bien, a lo que se añaden las ventajas fiscales de este tipo de operaciones.

Bankinter, por su parte, oferta diversos productos específicos para autónomos y pequeños empresarios, entre otros, el llamado Multilínea Negocio. Gracias a este contrato se pueden solicitar avales técnicos o una cuenta corriente de crédito con libre disposición. Además, la entidad ofrece también financiación para exportaciones y de factoring para ventas nacionales. Sin olvidarse de los emprendedores, este banco ha sido uno de los más activos en la concesión de créditos ICO a este colectivo.

Y otra de las entidades que pisa fuerte con el crédito a pequeños empresarios es Novagalicia Banco. Este año destinará más de 6.000 millones de euros a financiar empresas, fundamentalmente gallegas. La entidad ha diseñado un plan específico para reactivar el crédito hacia aquellos sectores que generan más valor en esta región. Desde la entidad afirman que "los principales destinatarios son las pymes, comercios y autónomos", excluyéndose los segmentos que tradicionalmente consumen más crédito o que en los últimos años han tenido más facilidades para conseguir liquidez, como las promotoras inmobiliarias, las compañías cotizadas o las participadas por el banco.

Las cifras

25% crece el importe de los créditos concedidos por el ICO en el primer trimestre frente al mismo periodo del año anterior.

57.000 millones ofrece Santander a las pymes para dinamizar o internacionalizar negocio

4.000 operaciones ha llevado a cabo el ICO en los tres primeros meses de 2012.

Menos gastos para los que más lo necesitan

No solo de financiación viven las empresas y más en los tiempos que corren. Por ello, algunas entidades, como Bankia, se han lanzado a ofrecer, además de créditos, productos y ventajas específicas para los pequeños empresarios. Una de estas condiciones pasa por eliminar las comisiones a aquellas pymes que facturen menos de dos millones de euros. Igualmente, Bankia extiende las ventajas a los autónomos, profesionales liberales y comerciantes, que no pagarán nada por las operaciones más comunes, tales como transferencias, mantenimiento y administración de cuenta o cuotas de la tarjeta de débito y crédito que hasta ahora sí debían abonarse.

Se calcula que los beneficiarios de este programa se ahorrarán entre 100 y 70 euros al año, una cifra que, aunque modesta, otorga un respiro a los empresarios más perjudicados.