Reduce un 13,4% su exposición a España

Noruega se deshace de su cartera de bonos de Irlanda y Portugal

El Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega (NBIM por sus siglas en noruego), el segundo mayor fondo soberano a nivel mundial con un capital de 3,5 billones de coronas noruegas (465.333 millones de euros), ha reducido un 13,4% su exposición a la deuda pública española en los tres primeros meses de 2012, hasta 15.572 millones de coronas (unos 2.000 millones de euros), mientras sacó de su cartera a los bonos soberanos de Irlanda y Portugal.

El fondo soberano noruego, que ya en 2011 había reducido su exposición a la deuda española un 29,1%, precisó que en el primer trimestre del año se deshizo de "toda su cartera de bonos soberanos de Portugal e Irlanda", mientras que "redujo sus inversiones en la deuda de países como España, Italia y Reino Unido".

Así, al cierre del primer trimestre, el brazo inversor del Gobierno noruego contaba con una exposición agregada de 42.700 millones de coronas (5.694 millones de euros) a deuda de la periferia del euro, un 25% menos que a finales de 2011, de los que, aparte de España, 26.628 millones de coronas (3.550 millones de euros) correspondían a bonos italianos y apenas 500 millones de coronas (67 millones de euros) a deuda de Grecia.

Por contra, los gestores del fondo escandinavo decidieron incrementar las inversiones en bonos del Tesoro de EE UU, principal componente de la cartera de renta fija de la entidad con 274.867 millones de coronas (36.649 millones de euros), mientras que impulsaron las compras de deuda emitida en divisa local por mercados emergentes como Brasil, México, India, Corea del Sur e Indonesia.

De este modo, los diez primeros destinos de la inversión en deuda del NBIM al cierre del primer trimestre de 2012 fueron EE UU, Reino Unido, Francia, Japón, Alemania, Italia, Canadá, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el banco alemán KfW, y Australia. España, que al cierre del cuarto trimestre aparecía en octava posición, sale así de las diez primeras posiciones.

Apple, la inversión más rentable

El fondo soberano noruego logró en los tres primeros meses del año incrementar su capitalización en 185.000 millones de coronas (24.667 millones de euros), hasta los 3,49 billones de coronas, a pesar de que la fortaleza de la corona en los mercados de divisas restó 110.000 millones de coronas (14.667 millones de euros) a su capitalización.

Por otro lado, el fondo sostenido con el superávit de ingresos procedentes del petróleo logró en el primer trimestre una una rentabilidad del 7,1%, la tercera más alta registrada en la historia de la entidad.

En este sentido, los gestores de la institución precisaron que las acciones de Apple se convirtieron en el mejor valor en cartera de la entidad, seguidos de los títulos de los bancos HSBC y JP Morgan Chase, mientras que las acciones de Royal Dutch Shell, las de la cadena de supermercados británica Tesco, y las de Vodafone registraron el peor resultado.

Al cierre del primer trimestre del año, alrededor del 50% de la cartera de renta variable de NBIM correspondía a Europa, un 35% a América, Africa y Oriente Próximo y un 15% a Asia y Oceanía. La rentabilidad de estas inversiones fue del 11%, del 11,4% y del 10,1% respectivamente.

Por su parte, la cartera de bonos soberanos fue el activo menos rentable de NBIM, con una rentabilidad del -0,6%, tras registrar una caída del 1,6% en la rentabilidad ofrecida por los bonos del Tesoro de EE UU, mientras que la de la deuda de Reino Unido bajó un 3,5% y la denominada en euros subió un 2,9%.