Las patronales rebajan las ventas entre 750.000 y 780.000 unidades

El sector del automóvil ya descuenta 2012 como el peor año de la historia

La caída de un 21,7% en las matriculaciones en abril, un 12,2% desestacionalizado, ha provocado una nueva alarma en el sector que rebaja las ventas para este año a 750.000-780.000 unidades, marcando un mínimo histórico. Faconauto alerta de que un tercio de los concesionarios están en el aire.

El sector del automóvil ya descuenta 2012 como el peor año de la historia
El sector del automóvil ya descuenta 2012 como el peor año de la historia

El pasado abril ha encendido las alarmas en el sector del automóvil tras registrar una caída en las matriculaciones del 21,7%, con unas ventas de 56.250 todoterrenos y turismos. El dato se suaviza si es desestacionalizado, eliminando el efecto de Semana Santa que contribuye a acelerar las ventas. Así, las empresas de alquiler compraron durante abril casi la mitad de vehículos que un año antes; 11.176 vehículos frente a los 21.543 de abril de 2011. En lo que va de año, sin embargo, la caída de las rent a car se modera a un 3,12%. Según los datos de las patronales Anfac y Ganvam, contabilizando conjuntamente los meses de marzo y abril (rompiendo así la incidencia estacional), las caídas totales se reducen del 21,7% al 12,2%.

Alquiler

La menor actividad de las alquiladoras se percibe en las matriculaciones por regiones, pues las tres con mayores caídas en abril han sido Baleares (59%), Comunidad Valenciana (40%) y Canarias (27%), las tres únicas con descensos superiores al 21,66% de la media. Fuentes de las rent a car consideran que las adquisiciones de este año serán ligeramente inferiores al pasado año, en sintonía con la disminución prevista para la temporada turística.

En el primer cuatrimestre se han matriculado en total 260.369 vehículos, un 7% inferior al pasado año que ya anotó una caída del 17% en el conjunto del ejercicio. Esto ha hecho saltar las alarmas en el sector. Las patronales ya consideran que será imposible cerrar este año en cifras similares a 2011, previsiones que establecieron a principios de este año. La asociación de fabricantes, Anfac, de importadores, Aniacam, y de concesionarios y talleres Ganvam, rebajaron sus previsiones ayer a 780.000 matriculaciones de turismos y todoterrenos para el presente ejercicio, 30.000 menos que los 808.000 de 2011 cuando el mercado anotaba la mitad del récord de 1,6 millones alcanzado en 2005. Faconauto, por su parte, ya habla de 750.000 vehículos, la misma cifra que barajan algunas marcas como Mazda.

De cumplirse tan negros presagios, el mercado español marcaría un mínimo histórico desde 1989 cuando arranca el registro de matriculaciones. Se colocaría por debajo, incluso, de la crisis de 1993, año que registró 792.600 vehículos. Y eso teniendo en cuenta que en aquel año la población española era de 40 millones, frente a los 46 millones actuales, y había cinco millones más de personas ocupadas.

La patronal de los concesionarios Faconauto alertó ayer de que un tercio de los concesionarios, un millar de pymes, está en el aire, si no se toman medidas que incentiven las ventas. Por su parte, Aniacam afirmó ayer que más del 75% de los concesionarios españoles perdieron dinero durante los primeros cuatro meses del año.

El 'premium' aguanta mejor la crisis

Aunque en los fabricantes premium también hay comportamientos dispares, en conjunto las grandes marcas están aguantando mejor la crisis en comparación con los fabricantes generalistas. Así, Audi, que se mantiene como líder del segmento, crece en el cuatrimestre un 0,4%, con 13.632 ventas y se coloca como la octava marca por ventas del mercado español.

BMW continúa en segunda posición, con 9.859 vehículos, aunque con una caída del 8,9% respecto al mismo periodo del pasado año. Mercedes, por su parte, matriculó 8.139 unidades y la caída fue del 3,6%. Volvo baja un 19,1%.

Solo crecen seis marcas generalistas

A pesar de que en los cuatro meses del año se ha registrado una caída del 7% de las matriculaciones, el comportamiento ha sido dispar dependiendo de las marcas. En el caso de las generalistas, solo seis han aumentado sus ventas respecto al mismo cuatrimestre de 2011. Se trata de Dacia, que crece un 16,9%; Hyundai; 5,5%; Kia, 2,9%; Fiat, 2,7%; Citroën, 2,6% y Skoda un 1,4%. Por el contrario, los fabricantes con mayores descensos, por orden, son Mitsubishi, Honda, Mazda, Seat, Opel, Ford, Nissan, Renault, Volkswagen (líder en ventas del primer cuatrimestre), Toyota, Peugeot y Chevrolet.

El Citroën C4 se coloca como líder

Citroën es una de las pocas marcas que crece en lo que va de año colocándose como la tercera en número de ventas. El éxito se debe en gran parte al C4, modelo más comprado hasta abril en España, con 11.498 unidades. El segundo puesto lo ocupa el Ibiza de Seat, un clásico del top por modelos del mercado español. El tercer turismo más demandado es el Mégane de Renault que cerró 2011 como el modelo más vendido.

El Qashqai de Nissan ocupa el cuarto lugar tras vender 8.386 unidades. El quinto puesto se lo queda el Polo de Volkswagen, seguido del 207 de Peugeot.