El impacto máximo para Telefónica podría rondar los 75 millones

La CMT amplía la presión y baja un 14% el precio mayorista del ADSL

El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) aprobó ayer una medida cautelar para rebajar un 14% el precio mayorista que Telefónica cobra a los operadores alternativos por utilizar su red cuando estos ofrecen servicios de banda ancha a sus clientes. Una bajada que podría tener un impacto máximo para la compañía de 75 millones de euros.

La CMT amplía la presión y baja un 14% el precio mayorista del ADSL
La CMT amplía la presión y baja un 14% el precio mayorista del ADSL

Nuevas tensiones en el mundo de la banda ancha en España. El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) aprobó ayer, mediante una medida cautelar, una rebaja del 14% del precio mayorista del ADSL, tarifa que Telefónica cobra a los operadores alternativos por utilizar su red cuando estas compañías ofrecen servicios de banda ancha.

En un comunicado, el regulador señaló que esta bajada afecta a las modalidades mayoristas de acceso indirecto, conocidos como GigADSL y ADSL-IP, a través de las cuáles los rivales de Telefónica pueden ofrecer servicios de ADSL en toda España.

La CMT recordó que revisó por última vez los precios mayoristas del acceso indirecto en septiembre de 2009. El regulador señaló que "los costes que afronta Telefónica por ofrecer estos servicios a sus competidores han descendido y, en consecuencia, los precios vigentes están desactualizados respecto a las referencias actuales". La CMT afirmó que las mejoras en la gestión de la red y el aumento de las conexiones que funcionan a través de la red de Telefónica han hecho que estos costes para la compañía hayan descendido.

Según la autoridad reguladora, cuando se fijaron los precios en 2009, las velocidades de referencia del ADSL en el mercado eran de tres y seis megabits por segundo (mbps), a la que en estos momentos se ha sumado la de 10 mbps. "Por ello, el coste medio por conexión que deben asumir los operadores alternativos es superior, ya que un mayor porcentaje de conexiones mayoristas se encuentran en esa franja de velocidad, cuyos precios eran más elevados", afirmó la CMT. Desde 2006, según afirmó el regulador, los precios mayoristas de banda ancha en las modalidades más demandadas de acceso indirecto (tres mbps y siete mbps) han caído entre el 40% y el 70%.

La CMT recordó también que en la última revisión de los mercados de banda ancha (correspondiente al denominado mercado 5) aprobó crear un servicio de acceso indirecto (NEBA) más completo y que permitirá a los operadores tener más independencia de Telefónica a la hora de configurar las ofertas a sus clientes. "NEBA sustituirá a los servicios de GigADSL y ADSL IP, pero hasta la aprobación de los precios definitivos del nuevo servicio NEBA y su disponibilidad, el GigADSL y ADSL IP son la herramienta que tienen los rivales de Telefónica para ofrecer servicios de banda ancha en las zonas con menos densidad de población", indicó.

Impacto de la bajada

En este sentido, fuentes del mercado señalaron que el impacto máximo para Telefónica podría rondar los 75 millones de euros anuales, basándose en unos ingresos mayoristas de 537 millones durante el año 2011.

Esta cifra supondría en torno a un 0,43% de los ingresos obtenidos por la compañía en España durante el pasado ejercicio y entorno al 0,95% del beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) de 2011, sin contabilizar la provisión para el ERE.

Inversiones

Nueva polémica: en sus críticas, desde Telefónica se afirmó que la medida cautelar aprobada ayer por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para bajar los precios mayoristas del ADSL en un 14% es un desincentivo a los operadores que invierten en nuevas infraestructuras. En opinión de la operadora, esta decisión de la autoridad reguladora de las telecomunicaciones favorece artificialmente los planteamientos no inversores.

La decisión enfrenta a las operadoras

La decisión de la CMT enfrentó a las operadoras. Telefónica aseguró ayer que no está justificada la adopción de la medida cautelar por parte del regulador, "máxime cuando el precio del bucle desagregado se encuentra por debajo del coste de provisión, lo que supone una alteración de la competencia".

Telefónica recordó que tiene un servicio de acceso indirecto completamente regulado y con los precios intervenidos, mientras que en otros muchos países de Europa ya se encuentra liberalizado. "Es la quinta bajada en los precios del acceso indirecto, y siempre en porcentajes muy elevados", afirmó la empresa. Telefónica recordó que los precios del acceso indirecto han caído de forma espectacular en los últimos años tras varias resoluciones de la CMT, en diciembre de 2006, noviembre de 2007, marzo de 2008 y septiembre de 2009, con recortes de hasta el 70%. Según la teleco, en todas las ocasiones anteriores, las bajadas, que han aumentado considerablemente el margen que cada línea ADSL deja al operador, no se han visto repercutidas al precio final que pagan los clientes.

La posición de Vodafone y Orange, quizá las compañías que más se pueden beneficiar de la decisión del regulador fue muy distinta. Fuentes de Vodafone señalaron que fue esta compañía la que pidió al regulador que revisara los precios mayoristas porque no había margen para competir con Telefónica. Estas fuentes señalaron que la medida de la CMT "va por el buen camino", si bien indicaron que todavía hay margen para aprobar más bajadas.

En una línea similar, fuentes de Orange indicaron que la decisión va en buena dirección, aunque, en su opinión, la bajada se ha quedado corta.