38% del voto frente al 31% 'torie'

Los laboristas se imponen en las elecciones locales británicas

El Partido Laborista se ha impuesto con holgura en las elecciones locales del jueves en el Reino Unido. Con casi el 100% del recuento, el Partido Conservador del primer ministro David Cameron ha perdido una cuarta parte de su representación.

Mientras, los laboristas de Ed Miliband han sumado 770 puestos adicionales, y se han hecho con la alcaldía de Birmingham, la segunda ciudad más poblada de las islas, además de Cardiff y Glasgow. Los primeros resultados mantienen al conservador Boris Johnson en la alcaldía de Londres.

Según la BBC, si los resultados se extrapolasen a unas elecciones legislativas los laboristas recuperarían el poder con un 38% del voto, frente al 31% de los conservadores y el 16% de los liberales. En todo caso, la participación se ha limitado a un pírrico 33%.

Cameron ha culpado a los "difíciles tiempos económicos" de la debacle de su partido. "Lo que tenemos que hacer es tomar decisiones difíciles para afrontar la deuda, déficit y economía rota que hemos heredado", ha afirmado el líder 'torie'.

El castigo conservador se ha visto reforzado por le presupuesto presentado hace un mes, que penalizaba a los pensionistas y establecía un recorte fiscal para los más ricos. El Reino Unido ha vuelto a caer oficialmente en recesión en el primer trimestre de este año.

Por su parte, Miliband ha señalado que "Cameron ha recibido un mensaje del pueblo, que le dice que no le gusta lo que está haciendo el Gobierno". "La gente no va a apoyar a un Gobierno que añade injusticia social al fracaso económico", ha sentenciado.

Los conservadores también se enfrentan a la potencial amenaza del Partido de la Independencia del Reino Unido, que promueve el abandono de la Unión Europea. Según la BBC, ha logrado un 12% de los votos en las circunscripciones por las que se ha presentado.