También alude a la precariedad de la economía española

S&P rebaja la nota de Iberdrola por los "desafíos" del sector

Standard & Poor's (S&P) ha rebajado hoy la nota de la deuda a largo plazo de Iberdrola y de sus filiales de A- a BBB+ por los "desafíos" a los que se enfrenta en la industria y por el deterioro de las condiciones económicas en España.

La compañía eléctrica ha indicado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que S&P ha mejorado la perspectiva de la compañía de "negativa" a "estable", al tiempo que ha mantenido en "A-2" su calificación a corto plazo.

Según la agencia de medición de riesgos, la rebaja de la deuda a largo plazo implica pasar del tramo de notas de calidad "buena" al tramo "aceptable" y se suma a la que ya anunció la agencia la semana pasada para la calificación de España.

En un comunicado, la agencia ha destacado la dependencia de Iberdrola de España, ya que el 47 % de sus ingresos proviene del mercado doméstico, según S&P.

En este sentido, ha explicado que la multinacional está expuesta a "condiciones cada vez más difíciles y volátiles en un mercado eléctrico español liberalizado y con exceso de oferta".

Según S&P, los márgenes de beneficios de las actividades de generación de energía de Iberdrola se podrían deteriorar en el corto plazo, lo que podría llegar a afectar a su flujo de caja.

En la nota remitida, la agencia supedita una subida de la calificación de Iberdrola a la mejora de los datos macroeconómicos de los países en los que opera, a acciones de la empresa para reducir su deuda y a que se complete la colocación en el mercado del déficit de tarifa.

S&P ha precisado que ha eliminado a la compañía de la perspectiva negativa en la que se encontraba desde principios de abril junto a Red Eléctrica y Enagás.