Muy confidencial

En la intimidad con el FMI

Fuentes del sector bancario español reconocen la dificultad de reunirse a solas con el FMI para opinar abiertamente sobre las necesidades actuales del sistema financiero.

La reciente visita de un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evaluar el estado de salud de la banca española se encontró con la inquietud y el nerviosismo de los responsables del Ministerio de Economía, deseosos de tener el máximo de información sobre los encuentros y contenidos de las reuniones que mantenía en nuestro país el equipo de Christine Lagarde.

Fuentes del sector reconocen la dificultad de reunirse a solas con el FMI para opinar abiertamente sobre las necesidades actuales del sistema financiero español. Economía quería estar de carabina y no resultaba sencillo eludir la asistencia a las reuniones de los representantes del ministerio, aunque al final el FMI se haya salido con la suya sin problemas al lograr reunirse con los expertos requeridos, sin más presencias intimidantes.

El informe de conclusiones reconoce por un lado el esfuerzo de las autoridades españolas por acelerar el saneamiento y reestructuración del sistema financiero, pero también pone de evidencia que, tal y como reclama reiteradamente el mercado, la reforma financiera no es suficiente para despejar todas las dudas y es necesaria más transparencia en la valoración de los activos inmobiliarios. En definitiva, conclusiones sin tapujos tras una visita exhaustiva.