El beneficio caerá en torno al 20%

El ladrillo marcará los resultados de Santander y BBVA

Los dos grandes del sector bancario seguirán provisionando el riesgo inmobiliario. Los analistas esperan una caída del beneficio neto del 20%.

Santander y BBVA se presentan al examen de los resultados trimestrales con una asignatura todavía pendiente: las provisiones ligadas al ladrillo. Según el consenso de analistas de FactSet, el beneficio neto de ambas entidades habría caído alrededor de un 20% en los tres primeros meses del año. BBVA, que publicará sus cuentas mañana, habría ganado 931 millones de euros frente a los 1.150 millones que registró el año pasado, lo que supondría una caída del 19% mientras que su competidor, que dará a conocer los resultados el próximo jueves, habría alcanzado un beneficio neto de 1.600 millones de euros, un 23% por debajo de los 2.108 millones que registró un año antes.

La clave, según los analistas estará en las provisiones relacionadas con el riesgo inmobiliario. "Hay cierta opacidad de los créditos de los bancos ligados a la construcción y por tanto es muy difícil de cuantificar las provisiones que todavía les quedan por hacer" explica Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, que recuerda que ya el año pasado provisionaron pero que tendrán que seguir haciéndolo en la primera mitad de este año.

Después de que otras entidades como Banesto y Caixabank, que ya han presentado sus resultados, hicieran un esfuerzo en provisiones para cubrir las pérdidas latentes en el sector del crédito promotor, en Link Securities, creen que las de estos dos bancos serán elevadas.

BBVA 5,63 -1,35%
SANTANDER 3,08 -1,53%

Tras la nueva regulación sobre cobertura de activos inmobiliarios, BBVA estima un impacto neto negativo de 1.400 millones de euros, que es absorbible sin amenazar ratios de capital, según explica Javier Bernat, analista de Bankia. En el caso del Santander, Bankia recuerda que a diciembre de 2011 la cobertura de inmuebles adjudicados se situó en el 50%, siendo el objetivo de 2012 completar el 100% del saneamiento exigido por la nueva normativa y que asciende a 2.300 millones de euros. Bernat aclara que de esta suma, a Banesto corresponden 1.242 millones de euros, en neto 900 millones, habiendo provisionado 475 millones de euros en el primer trimestre y el resto está previsto dotarlo en el segundo trimestre de este año.

Los márgenes de intereses será otro de los aspectos importantes, según Covadonga Fernández, analista de Self Bank, de la presentación de resultados de las dos grandes entidades españolas porque "ahí se verá si están haciendo bien e negocio tradicional. Esperamos cierta compresión porque los bancos todavía no se atreven a conceder créditos y además, se encuentran con costes de financiación bastante caros".

Con todo ello, desde Link Securities señalan que "está por ver si ambos bancos ratifican sus expectativas de resultados para el conjunto del ejercicio o hay revisiones a la baja".

El hecho de que estén cada vez más diversificados es un punto positivo con el que cuentan las dos entidades frente al resto de bancos españoles. "La parte que aporta España a estos bancos es cada vez menos y la exposición al mercado doméstico es relativamente débil, en el caso del Santander no llega al 10%. Méjico, India, China...tiene cada vez más presencia en el balance de los bancos", según explica Pellón, de IG Markets. La experto asegura que, sin embargo, "la marca España penaliza mucho a estas entidades por la deuda española que tienen en sus balances y las especulaciones que hay día tras día sobre un posible rescate de España que pesa en el ánimo de los inversores".

Retribución al accionista

Los analistas no prevén cambios en la política de dividendos de ambas compañías que han optado por la modalidad del scrip dividend como fórmula para seguir premiando al accionista. Covadonga Fernández, de Self Bank, que este método es beneficioso para la entidad porque supone que no hay salida de caja y por otro lado refuerza su ratio de capital.