Cierre de sesión

La incertidumbre política en Europa lleva a Wall Street a terreno negativo

Wall Street cierra en rojo arrastrado por la inestabilidad política que atraviesa Europa y los desalentadores datos sobre su actividad económica.

Letrero de Wall Street
Letrero de Wall Street

La incertidumbre política en Europa, esta vez con Francia y Holanda de protagonistas tras la derrota en primera ronda de Nicolás Sarkozy y la convocatoria de elecciones anticipadas siembran las dudas en Wall Street. El Dow Jones cae un 0,78% hasta situarse en los 12.927 puntos, mientras que el S&P 500 resta un 0,84% hasta las 1.366 unidades y el tecnológico Nasdaq se deja un 1,00% para colocarse en los 2.970 enteros.

Los inversores neoyorquinos se han decantado por las ventas, contagiados en buena medida por las caídas de las bolsas europeas, donde Fráncfort ha cerrado con un fuerte descenso del 3,83%, Fráncfort del 3,36%, París del 2,83% y Madrid del 2,76%, entre otras.

Con estos números rojos han reaccionado los mercados del Viejo Continente a la victoria del candidato socialista François Hollande en la primera vuelta de las presidenciales en Francia, así como a la dimisión del primer ministro holandés, Mark Rutte, tras fracasar la negociación del plan de recortes para rebajar el déficit público.

DOW JONES 25.289,27 0,83%

La incertidumbre que se cierne sobre estos dos países ha empujado al alza su prima de riesgo, que suele estar estable, y se ha unido a las preocupaciones que han generado que la actividad económica de la zona euro acelerase su declive en abril y alcanzase el mínimo de los últimos cinco meses.

Además, Wall Street ha analizado los datos preliminares sobre la actividad industrial en China este mes, que ha mostrado síntomas de contracción al quedar en 49,1 puntos, por encima de la de marzo (48,3), pero por debajo de una lectura de 50, lo que significa que la actividad fabril se contrae.

Empresas

Todos menos uno de los treinta componentes del Dow Jones cierran en terreno negativo, liderados por la caída del 4,66% de la cadena minorista Wal-Mart, que se ha visto golpeada por el anuncio de que ha iniciado una investigación interna por un posible caso de corrupción en México hace siete años.

La investigación se produce después de que el diario The New York Times publicase este fin de semana que la firma conocía las denuncias de "sobornos extendidos" por parte de sus empleados desde 2005 y que altos ejecutivos de la compañía las taparon.

En el Dow Jones también destacan las pérdidas del Bank of America (-2,15%), el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-0,77%), el conglomerado General Electric (-1,50%) y el productor de aluminio Alcoa (-0,72%), seguidos por más de una decena de firmas con descensos superiores al punto porcentual.

Por otro lado, la farmaceútica estadounidense Pfizer cae un 0,80% en un día en el que la multinacional suiza de la alimentación Nestlé ha anunciado que comprará su división de alimentación para bebés por 9.170 millones de euros.

Fuera de ese índice Texas Instruments pierde el 1,73% a la espera de que difunda sus resultados empresariales tras el cierre de la sesión, cuando también hará públicas sus cuentas el proveedor de contenidos audiovisuales Netflix (-4,01%).

Tan solo se coloca en terreno positivo la petrolera Exxon Mobil (0,46%), mientras que fuera de ese índice su competidora Conoco Phillips baja el 0,75% tras anunciar que en el primer trimestre del año ganó 2.937 millones de dólares, el 3% menos interanual. El próximo 1 de mayo se efectuará la separación del negocio de refino de Conoco Phillips en una firma independiente que se llamará Phillips 66 y que será dirigida por Greg Garland.

Con estos descensos generalizados, el parqué neoyorquino se ha desmarcado de la tendencia con la que cerró la semana pasada, cuando tanto el Dow Jones como el S&P 500 anotaron su primer avance semanal de abril impulsados por los sólidos resultados empresariales difundidos en EE UU, aunque el índice del Nasdaq no se pudo contagiar del optimismo y bajó arrastrado por Apple, que hoy cede el 0,22%.

En cuanto a las materias primas, el petróleo de Texas baja el 0,68% y cierra en 103,11 dólares por barril en una jornada marcada por la renovada desconfianza de los mercados en la situación en la zona euro, tras la victoria de los socialistas en la primera vuelta de las elecciones francesas y la dimisión del gobierno holandés.