El Ibex cae otro 2,76% y se queda a 28 puntos del mínimo de la crisis

Francia azota las Bolsas europeas y eleva la presión en las primas de riesgo

Sesión de alta tensión. El resultado de las elecciones en Francia, la crisis política en Holanda y unos datos económicos decepcionantes desataron una nueva oleada de pánico. El Ibex cayó un 2,76% en un día de pérdidas generalizadas en Europa para quedarse un paso del mínimo de 2009. La prima de riesgo repuntó a 436 puntos básicos.

La crisis soberana europea se recrudece. España ya no es el único foco de preocupación y ahora economías de la Europa central como Holanda o Francia empiezan a acusar con virulencia las iras de los mercados. El resultado de las elecciones en Francia, al dejar abierta la posibilidad de cambio en el país, se convirtió en un gran foco de tensión hoy por temor a las implicaciones que pueda tener en las políticas de austeridad que imperan en Europa. Un nerviosismo que no hizo más que agudizarse por la dimisión del Gobierno holandés tras fracasar las negociaciones del plan de recortes para rebajar el déficit y unos datos económicos que confirman que la recesión económica se agrava en Europa.

"Las elecciones en Francia han añadido incertidumbre por la posibilidad de un cambio político. El mercado penaliza la posible entrada de un primer ministro que rompa la disciplina fiscal impulsada por Merkel y Sarkozy", resume Javier Barrio, director de ventas institucionales de BPI. "El resultado de las elecciones en Francia inquieta. Francia está entre el ascenso de la extrema derecha, más euro escéptica, y la victoria socialista. Es un cambio que preocupa. A todo esto hay que sumar las dudas sobre Holanda y otros problemas sin resolver como el futuro del sector financiero griego, Portugal o posibles rebajas de rating a los bancos", añade Juan Ramón Caridad, director general de Swiss & Global en España.

El temor a un cambio de rumbo en las principales economías europeas hacia políticas más favorables al crecimiento no gusta a los mercados por los riesgos que puede acarrear la adopción de políticas que aumenten aún más el endeudamiento. "Los bonistas quieren que se les pague su deuda porque los estímulos al crecimiento salen caros e igual no funcionan", recuerda Caridad. Y ante la incertidumbre las ventas se impusieron hoy, especialmente después de que se empezara a cuestionar también el rumbo político de Holanda, una de las pocas economías que quedan ya con la preciada triple A, la máxima calificación crediticia que otorgan las agencias.

IBEX 35 9.056,80 -0,18%

El rojo se convirtió así en la norma. Las Bolsas sufrieron las iras vendedoras pero el pánico también se reflejó en la evolución de las primas de riesgo. El Ibex perdió un 2,76% pero los castigos fueron incluso superiores en la Bolsa italiana (-3,8%) y en el Dax (-3,4%), mientras que en el resto oscilaron entre el 1,9% que perdió el Footsie y el 4,59% de la Bolsa de Suecia.

La salida de los inversores de los activos de riesgo provocó que la rentabilidad del bono alemán a 10 años cayera hasta el 1,643%, el mínimo desde la llegada del euro, lo que provocó que el diferencial con la deuda española se ampliara a los 436 puntos básicos después de que el bono español a 10 años repuntara al 6,005%. La prima de riesgo francesa, por otra parte, se amplió a los 145,6 puntos básicos, la holandesa a los 78 y la belga a los 185.

Los datos económicos no hicieron más que empeorar el sentimiento de mercado al confirmar que la recesión económica en Europa se acentúa. El PMI manufacturero cayó a 46 desde los 47,7 del mes anterior, el nivel más bajo en casi tres años, mientras que el de servicios se situó en 47,9, el mínimo en cinco meses, indicadores que resultaron peor de lo esperado. El PMI preliminar de China, el índice elaborado por HSBC, mejoró hasta 49,1 desde 48,3 pero se mantiene por debajo de 50, nivel que indica contracción, por lo que tampoco ayudó a calmar al mercado.

En España las alegrías también escasearon. El Banco de España certificó que el país está en recesión al estimar una contracción del 0,4% en el primer trimestre del año.

En cuanto a las caídas de la Bolsa española, en el Ibex tan solo Indra evitó los números rojos al remontar el 0,34%. Los castigos más sonados fueron para Sacyr (-12,45%), ACS (-10%), FCC (-7,18%), Repsol (-5,97%) y Gamesa (-5,9%).