Cambia por decreto-ley el sistema de elección de los consejeros

El Gobierno podrá nombrar al presidente de RTVE sin consenso

El Gobierno podrá nombrar al presidente y a los consejeros de RTVE con mayoría absoluta en caso de no llegar a un acuerdo con el principal partido de la oposición. El Ejecutivo ha decidido aprobar un decreto-ley que también reduce de 12 a 9 el número de consejeros, que solo cobrarán dietas de asistencia.

El Gobierno podrá nombrar al presidente de RTVE sin consenso
El Gobierno podrá nombrar al presidente de RTVE sin consenso

El Gobierno ha decidido, finalmente, adoptar una postura de fuerza para tratar de desbloquear la situación en RTVE, sin presidente desde hace casi un año, con dos consejeros dimitidos y con parte de los vocales con el mandato caducado.

"La corporación tiene problemas muy graves de gestión", subrayó ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "El grupo no puede ni aprobar actos jurídico-económicos básicos, como las cuentas anuales o el anteproyecto de presupuestos", apostilló.

Para poner fin a esta situación, el Ejecutivo ha aprobado un decreto-ley que recupera una disposición transitoria incluida en la Ley de RTVE de 2006 y que abre la puerta a que el Gobierno pueda imponer al presidente y a los consejeros de la corporación sin necesidad de pactos.

Según esa disposición, pensada para cuando se eligió por primera vez al presidente de la entonces recién creada corporación RTVE, si tras una primera votación no se obtiene la mayoría reforzada prevista para designar al consejo de la radio televisión pública estatal (dos tercios del Parlamento), bastará una mayoría absoluta (la mitad más uno) para proceder a la elección. El plazo entre una votación y otra queda fijado en 24 horas.

De esta manera, el Gobierno se ahorra tener que llegar a un acuerdo con el principal partido de la oposición, tal y como se estipulaba en la actualidad. Desde el PP venían acusando en las últimas semanas al PSOE de bloquear un pacto para renovar al presidente y a los vocales de RTVE.

No obstante, Sáenz de Santamaría quiso dejar claro que su intención es seguir trabajando para llegar a un acuerdo inicial con los socialistas. "Pero hay que buscar alternativas para que el vacío actual no se prolongue sine díe", agregó.

Además, la nueva norma reduce de 12 a 9 el número de integrantes del consejo de la corporación, lo que previsiblemente dejará fuera a sindicatos y partidos minoritarios (como PNV o ERC) a la hora de proponer un representante.

Asimismo, y para tratar de ahorrar, el Ejecutivo ha decidido eliminar la obligación de que los consejeros tengan dedicación exclusiva (salvo el presidente), por lo que dejarán de cobrar un sueldo fijo y solo percibirán dietas por su asistencia a las reuniones del consejo. Un sistema que ya se aplicó en el antiguo ente público.

Según la vicepresidenta, en la actualidad, la remuneración bruta de los consejeros de RTVE ronda los 110.000 euros anuales por vocal.

Rechazo

La norma aprobada ya se ha encontrado con la oposición de PSOE, sindicatos e, incluso, parte del consejo de RTVE.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, acusó al Gobierno de perpetrar un "golpe institucional" al reformar el sistema de renovación del consejo de RTVE e "inventarse" un "bloqueo" en las negociaciones con el PSOE para cambiar el "modelo" de televisión "por decreto".

Desde CC OO, su máxima representante en RTVE, Lola Arocha, advirtió al Gobierno de que comete un "error" con la reforma al arrebatar al Parlamento ("y por lo tanto, a la ciudadanía") las decisiones sobre una empresa pública como es la corporación de radiotelevisión estatal. Además, señaló que la reducción del número de consejeros servirá para imponer un modelo presidencialista, controlado por el Ejecutivo.

"Golpe de Estado"

Miguel Ángel Sacaluga, consejero de RTVE a propuesta del PSOE y que suele hacer las veces de portavoz del llamado bloque progresista, tachó la reforma de "golpe de Estado" y acusó al Ejecutivo del PP de querer "regubernamentalizar" RTVE y volver al modelo de la etapa Aznar.