A través de un proceso de colocación acelerada

ACS vende un 3,69% de Iberdrola

La constructora de ACS ha comunicado a la CNMV que pone a la venta un 3,69% del capital de Iberdrola. La operación se ejecutará a través de un proceso de colocación acelerada entre inversores profesionales y cualificados.

La constructora ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que pone a la venta a través de un proceso de colocación acelerada (accelerated bookbuilding) entre inversores profesionales y cualificados un 3,69% de Iberdrola. ACS controla en la actualidad un 18,5% del capital de Iberdrola y se sitúa como primer accionista de la eléctrica, por delante de un fondo soberano de Qatar, que controla un 6,162%, Kutxabank, con un 5,487%, y Bankia, que tiene un 5,408%.

La constructora presidida por Florentino Pérez ha dado un mandato a UBS y Société Générale para que coloquen ese paquete de acciones en el mercado, en un proceso que no será superior a un día. Según el hecho relevante, terminado el proceso de prospección de la demanda (bookbuilding), la constructora y las entidades colocadoras decidirán el precio de venta de las acciones.

El precio medio del paquete de Iberdrola que controla ACS se situaba en febrero de 2011 en 7,31 por título, muy lejos de los 3,9 euros por acción a los que ha cerrado hoy la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán. El paquete del 3,69% de Iberdrola tiene en el mercado un valor de 860 millones de euros.

IBERDROLA 8,86 -2,01%
ACS 20,50 3,30%

A finales de enero la Audiencia de Vizcaya desestimó una petición de ACS para que se anularan varios acuerdos de la junta de accionista de Iberdrola de 2011. En esa junta de Iberdrola se vetó a entrar en el consejo de la eléctrica con el argumento de que el grupo compite con la eléctrica en áreas estratégicas.

Sin embargo, la pasada semana el Tribunal Supremo rechazó una demanda interpuesta por Iberdrola para tratar de mantener la limitación de los derechos de voto de su accionista de referencia ACS en el 10%. Una sentencia sobre la que la eléctrica pedirá la nulidad.

En caso de que se mantenga en firme la sentencia del Supremo ACS podrá votar en la próxima junta de Iberdrola por la totalidad de sus acciones, y no por el tope del 10% fijado aún en los estatutos de la eléctrica.