Los galardones deciden premiar al periodismo que bebe de lo que sucede en la calle

El movimiento del 15-M, Twitter y los marginados copan los Premios Ortega y Gasset

Un periodismo que se nutre de lo que sucede en la calle. Este podría ser el espíritu de los XXIX Premios de Periodismo Ortega y Gasset que se fallaron ayer. Movimientos sociales como Twitter o el 15-M se entremezclan en dos de los galardones, lo que refleja la cercanía al pulso de lo cotidiano. La otra constante de estos premios, la visión latinoamericana y el compromiso con los marginados. El jurado estuvo compuesto por la actriz y directora de teatro Blanca Portillo, la editora especializada en publicaciones de arte Elena Foster, los exdirectores de El País Jesús Ceberio, Juan Luis Cebrián y Joaquín Estefanía, la escritora Soledad Puértolas, los periodistas Iñaki Gabilondo y Soledad Gallego Díaz y el director de El País, Javier Moreno.

El Premio Ortega y Gasset al mejor trabajo en la categoría de periodismo impreso ha recaído en Humberto Padgett, por su reportaje Los muchachos perdidos, publicado en la revista mexicana Emeequis. Con él, "el jurado quiere resaltar la potencia de las crónicas de América Latina presentadas a la edición de este año y en concreto el testimonio que ofrece este reportaje". En él se encuentran "situaciones aplicables en muchos países a las jóvenes generaciones. Es una de las grandes historias de nuestras sociedades".

El Premio Ortega y Gasset al mejor trabajo de periodismo digital corresponde a Carmela Ríos, por la cobertura minuto a minuto de los primeros pasos del 15-M en Madrid en El #15M en directo en Twitter. El jurado reconoce el "elemento novedoso de este trabajo de periodismo en directo: la importancia de estar en el lugar donde pasan las cosas, con una línea y una foto se cuenta todo".

El Premio Ortega y Gasset al mejor trabajo de periodismo gráfico ha sido para Carlos Jacobo Méndez. El jurado destaca la instantánea, en la que se ve cómo unos activistas del 15-M de Valencia proceden a cambiar la placa del nombre de la plaza del Ayuntamiento por la que reconoce al propio movimiento como una imagen "de gran simbolismo y que recoge como pocas el espíritu del movimiento del 15-M".

Y el Premio Ortega y Gasset a la más destacada trayectoria profesional ha sido para sir Harold Evans por ser "un icono de la independencia y referente global del periodismo". "Su trayectoria ha creado escuela: su compromiso y sencillez lo han convertido en un maestro", indica el jurado.