Demanda del Gobierno de EE UU

Apple niega haber pactado con editoriales el precio de los libros

Apple rechazó este viernes las acusaciones que emitió contra la compañía y diferentes grupos editoriales el Departamento de Justicia de EE UU acusándoles de aliarse para fijar el precio de los libros electrónicos. El fabricante del iPhone y del iPad calificó tales cargos de "sencillamente inciertos", según informó The Wall Street Journal.

La compañía de la manzana defendió que "el lanzamiento de la iBookstore en 2010 coincidiendo con la llegada al mercado del iPad fomentó la innovación y la competencia, rompiendo el monopolio de Amazon en la industria editorial". En opinión de Apple, los clientes se han beneficiado desde entonces de libros electrónicos que son más interactivos y atractivos. "Al igual que hemos permitido a los desarrolladores de aplicaciones fijar los precios en la App Store, los editores pueden fijar los precios en la iBookstore", añaden.

La reacción de Apple llega dos días después de que el Gobierno de EE UU demandara a la compañía y a cinco editoriales y 24 horas después de que Amazon reaccionara a los acontecimientos y anunciara que planea bajar los precios en sus ebooks tras la demanda. El gigante del comercio electrónico se había visto obligado a ajustar el precio de su catálogo de libros electrónicos bajo la presión de las otras compañías y ahora que la justicia estadounidense ha tomado cartas en el asunto, Amazon podrá volver a apostar por su propia política de precios.

APPLE INC. 146,63 -0,80%

Tras la demanda citada, tres editoriales afectadas han firmado un acuerdo extrajudicial con el Departamento de Justicia de EE UU. Pero el proceso judicial sigue contra Penguin Group y MacMillan. En este sentido, el consejero delegado de esta última, John Sargent, ha enviado una carta a los autores, ilustradores y agentes donde asegura que MacMillan "no actuó de manera ilegal". "Cambiamos el modelo para apoyar un mercado abierto y competitivo y funcionó. Y todavía creemos que es la única fórmula".