La brecha con la deuda alemana se amplía