En respuesta a las palabras de Fernández Ordóñez

Las cajas rechazan cambios legales que les alejen del negocio financiero

El director general de la patronal de las cajas, José María Méndez, ha pedido hoy que se mantenga una estabilidad regulatoria para el sector, con lo que ha rechazado que se acometan cambios legales que obliguen a las cajas a alejarse del negocio financiero, como ha propuesto hoy el Banco de España.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha abogado esta mañana en el XIX Encuentro Financiero, organizado por Deloitte y ABC, por aprobar una ley para que las cajas, "en un tiempo razonable", dejen de participar "de forma significativa" en entidades de crédito.

Con el argumento de que así podrían invertir "en lo que deseen, y quizá con mayor rendimiento, para seguir desarrollando su obra social", ha argumentado Fernández Ordóñez.

No obstante, la propuesta no parece haber sido recibida con agrado por el sector, ya que en el mismo encuentro el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ha pedido estabilidad regulatoria.

Según ha explicado al término de su intervención, aunque no conocía la propuesta en concreto, Méndez se ha mostrado partidario de mantener los mimbres de la anterior reforma de la ley de órganos rectores de cajas (LORCA).

Ha recordado que los últimos cambios en esa norma se aprobaron apenas hace un año y medio y contaron con un gran apoyo parlamentario en su convalidación en el Congreso de los Diputados.

Por eso ha abogado por ver cómo evoluciona el proceso de reestructuración financiera antes de plantear más cambios legales, aunque la realidad es que con la bancarización de las cajas, éstas pueden ir reduciendo su participación en los bancos que crearon.

En un plano más general, Méndez ha instado a imponer un "criterio común" en Europa sobre las ayudas de los Estados a la banca, al tiempo que ha recordado que los procesos de consolidación financiera han tenido en España costes "muy inferiores" para el erario.

Las ayudas a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) suponen poco más del 1 % del PIB de España, una proporción muy inferior al 17 % que ha destinado el Reino Unido a su sector financiero, al 20 % de Bélgica o a la media del 13 % de Europa.

Además, ha distinguido que algunas ayudas no generan pérdidas para el contribuyente, como demuestra el que el Estado haya ganado casi 1.500 millones de euros a través de comisiones de emisiones avaladas o por intereses del FROB.

En definitiva, para Méndez, las cajas han sabido adaptarse al actual contexto y han ajustado su red a la actual coyuntura, lo que ha supuesto que el sector haya cerrado cinco sucursales cada día durante cuatro años.