El sector tecnológico, su gran apuesta

Invertir como las estrellas del rock

Bono, The Edge, Lady Gaga o Justin Timberlake son algunos de los músicos que han apostado por diversificar sus inversiones y apostar por empresas tecnológicas.

Bono, el cantante de U2
Bono, el cantante de U2

Las grandes figuras del rock quieren estar en internet, pero no solo desean que desde la red se pueda acceder a su música, pagada y legal, sino que además han encontrado en las empresas tecnológicas una oportunidad de inversión.

Esta semana se ha conocido que los líderes de U2, Bono y The Edge, participaron en la última ronda de financiación de Dropbox, una empresa de almacenamiento de información en la nube, en la que un grupo de inversores compuesto además por Goldman Sachs, Sequoia Capital y los músicos invirtieron 250 millones de dólares. No es la primera inversión en el sector tecnológico del cantante de la banca irlandesa. Bono es uno de los fundadores del fondo Elevation Partners, un fondo de inversión que controla un 1,5% de Facebook y que también ha participado en varias rondas de financiación de Yelp, Forbes y Palm.

En el caso de su participación en Facebook, Elevation Partners, fundada por Bono y varios exdirectivos de Apple, adquirió en 2010 ese porcentaje por 120 millones de dólares, una inversión que puede otorgar suculentos beneficios con la salida a Bolsa de la red social de Mark Zuckerberg. El vehículo de inversión de Bono tiene por objetivo la inversión en negocios tecnológicos, sean en internet, móviles, comercio electrónico o servicios de cloud.

Entre disco y disco, Lady Gaga está expandiendo sus negocios al sector tecnológico. La última inversión de la artista ha sido Turntable.fm, un servicio de música por internet que permite votar las canciones y las sesiones grabadas por los usuarios, que captó 7,5 millones de dólares en su última ronda de financiación.

El pasado mes de julio Lady Gaga entró en el capital de The Black Plane, un proyecto de una red social creada para famosos, de la que la artista podría haber adquirido hasta un 20% de su capital, y en el que también participa el presidente ejecutivo de Google, Erich Schmidt.

El papel en la película La red social abrió las puertas a Justin Timberlake como inversor en varias compañías tecnológicas. El actor y cantante compró a través de la empresa de publicidad Specific Media, de la que es socio, la red social MySpace. En la operación, realizada en julio de 2011, la compañía de Timberlake pagó 35 millones de dólares a News Corporation, el conglomerado mediático de Rupert Murdoch. Timberlake ha apostado en los últimos años por startups tecnológicas como Stipple, una aplicación para etiquetar imágenes, y en Dekko, una compañía que trabaja en una plataforma de realidad aumentada.

Hollywood quiere estar en Silicon Valley

Además de músicos, no son pocos los actores que han invertido en compañías tecnológicas. Uno de ellos es Ashton Kutcher, que protagonizará la película que narrará los años de juventud de Steve Jobs. Kutcher tiene participaciones en Airbnb, web dedicada al alquiler de habitaciones por internet, Foursquare, una aplicación que permite la geolocalización, y el agregador de noticias para tabletas Flipboard. Otro de los actores que actúa como business angel en start-ups tecnológicas es Leonardo DiCaprio, que participó en la primera ronda de financiación de Mobli, una aplicación para compartir imágenes en los dispositivos móviles, que captó cuatro millones de dólares de un grupo de inversores privados.