Pondrá en marcha una ampliación de 165 millones a cubrir en dos años

Caja Laboral aumentará un 33% su capital para reforzar el balance

Caja Laboral quiere blindarse ante posibles escenarios adversos. La cooperativa de crédito integrada en Mondragón Corporación aumentará un 33% su capital con una ampliación de 165 millones de euros que espera cubrir en dos años.

La política de inyección de recursos, que situará su capital en 665 millones, se pondrá en marcha el próximo 21 de abril tras la celebración de la asamblea de la entidad financiera, según TU Lankide, la revista interna del grupo Mondragón. Txomin García, presidente de Caja Laboral, asegura en la citada publicación que la cooperativa de crédito, a pesar de cubrir "con holgura" los actuales requerimientos de capital, incluso los que se plantean en el acuerdo de Basilea III, cree necesario aumentar en "mayor medida" la solvencia. García añade que es necesario ser "prudentes" y "blindar el proyecto cooperativo ante escenarios adversos y que presenten todavía incertidumbres considerables en el medio plazo".

Fuentes de Caja Laboral afirmaron ayer que la ampliación no está ligada al anuncio realizado hace dos semanas de "iniciar conversaciones" con Ipar Kutxa para constituir la segunda cooperativa de crédito española y la segunda entidad financiera del País Vasco. Igualmente, aseguraron que se desconoce, de momento, cómo se va a instrumentar la integración, si finalmente se lleva a cabo, y en qué condiciones pasará al balance de la entidad fusionada el capital actual de Ipar Kutxa, que suma 140 millones.

Respecto de este proceso de fusión, Txomin García, señala en la entrevista de TU Lankide que la estrategia no está basada en ningún proceso de bancarización porque es "proyecto cooperativo y de economía social". Manifiesta que con Ipar Kutxa se comparte "gran parte de valores" y que ambas entidades parten con unos balances saneados. El directivo explica además que se trata de una integración que "nada tiene que ver con las fusiones que estamos observando en el mercado estatal, en el que está siendo necesario, obligado, afrontar procesos de fusión para preservar su viabilidad".

Una oferta abierta a los socios y a los clientes

La ampliación de capital que pondrá en marcha Caja Laboral presenta como aspecto novedoso la posibilidad de que los clientes vinculados puedan participar en un proyecto cooperativo societario que ahora descansa en un 43% en la totalidad de su plantilla (socios trabajadores y jubilados de la entidad) y en las cooperativas asociadas, como Fagor o Eroski, entre otras, con el 57% restante. En una primera ronda serán los actuales propietarios los que tendrán derecho preferente y en una segunda vuelta serán los trabajadores de otras cooperativas y los clientes los que puedan acceder a la ampliación. Su presidente, Txomin García, asegura que esta estrategia está orientada "a preservar nuestro modelo, no a modificarlo". Su capital actual asciende a 500 millones y unos fondos propios de 1.406 millones.