Presupuestos 2012

Hacienda fiscalizará al máximo las contrataciones en el sector público

El Ministerio de Hacienda está dispuesto a ejercer una vigilancia máxima para que se cumpla la prohibición de contratar durante 2012 a nuevos empleados públicos. El articulado de los Presupuestos Generales de 2012 blinda esta prohibición y establece numerosos controles para las contrataciones excepcionales.

Hacienda fiscalizará al máximo las contrataciones en el sector público
Hacienda fiscalizará al máximo las contrataciones en el sector público

A lo largo del ejercicio 2012 no se procederá en el sector público (...) a la incorporación de nuevo personal", indica el artículo 23 de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio. Solo podrán reponerse el 10% de las bajas que ese produzcan en la Administración estatal o autonómica en los servicios públicos de educación, sanidad, fuerzas y cuerpos de seguridad, Fuerzas Armadas, personal de lucha contra el fraude fiscal y laboral. Esta salvedad se extiende a la policía local y a los equipos de extinción en el ámbito local.

Esta no es una decisión novedosa, ya que fue una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno de Mariano Rajoy nada más llegar al poder, en diciembre de 2011. Sin embargo, el articulado de ley de las cuentas públicas va más allá y establece numerosos filtros y exigencias para que se proceda a la reposición del 10% en los sectores citados. Con ello el Gobierno quiere también lanzar un mensaje a las comunidades y ayuntamientos para que extremen también su vigilancia en esta materia.

Todas las nuevas contrataciones de dichas áreas que correspondan a la Administración general del Estado, sus organismos públicos y demás entes públicos estatales requerirán de la aprobación expresa del mismo Gobierno, "a iniciativa de los departamentos u organismos competentes y a propuesta del Ministerio de Hacienda y Administraciones públicas". Así, deberán pasar dos filtros oficiales y ser aprobados en última instancia por el Ejecutivo.

Así, por ejemplo, en las Fuerzas Armadas será necesario, además, un informe previo de Hacienda y una propuesta de Defensa. "Y en todos los casos será necesaria la previa valoración e informe sobre su repercusión en los costes de personal", puntualiza el texto. El objetivo final es rebajar el elevado coste de la partida de gasto de personal, que se eleva a 16.480 millones. Esta partida, sin embargo, ha sufrido una caída del 2,6% respecto al ejercicio anterior, por la congelación de los sueldos ya recortados un 5% de media y a la limitación de las contrataciones este año.

El texto tampoco autoriza convocatorias de puestos o plazas vacantes de personal laboral de entidades públicas empresariales, "salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables, que requerirán la previa y expresa autorización del Ministerio de Hacienda". Asimismo, también exige la autorización previa de este departamento para el nombramiento de funcionarios interinos, el de personal estatutario temporal o la celebración de contratos de puesta a disposición con empresas de trabajo temporal (ETT) para cubrir el 10% de reposiciones.

La letra pequeña del presupuesto

El Iprem congelado

Faltaba la comunicación oficial y ya ha llegado. El indicador público de renta (Iprem) queda fijado para 2012 en 17,75 euros diarios; 532,51 euros mensuales o 6.390,13 euros al año, según el texto articulado de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para este año conocido el martes. Estas cuantías son las mismas de 2010 y 2011, con lo que este referente de rentas para recibir ayudas públicas también queda congelado por tercer año consecutivo. Ante la falta de una mención expresa a este indicador en el Real Decreto 20/2011 de 30 de diciembre, administrativamente ya se entendía prorrogado.

Bonificaciones a mayores

La reordenación de las bonificaciones empresariales hecha por la reforma laboral, que las concentra mayoritariamente en los nuevos contratos indefinidos para emprendedores, no ha afectado a una bonificación específica que existe hace unos años para incentivar el mantenimiento de los trabajadores cercanos a la jubilación en sus puestos de trabajo. Así, la ley presupuestaria mantiene para 2012 una reducción del 40% en la cotización empresarial por contingencias comunes, salvo incapacidad temporal, de aquellos trabajadores indefinidos de 59 o más años, con una antigüedad de cuatro o más años. Esta bonificación durará un año.

Ayuda tras agotar el paro

Se esperaba que el Gobierno prorrogara el programa de recualificación profesional de las personas que agoten su prestación por desempleo y así lo ha hecho en la Ley de Presupuestos. Serán beneficiarias de este programa, con un coste de 525 millones de euros, las personas inscritas en las oficinas de empleo como desempleadas por extinción de su relación laboral que, dentro del periodo comprendido entre el 16 de febrero de 2012 y el día 15 de agosto de 2012, ambos inclusive, agoten la prestación por desempleo de nivel contributivo y no tengan derecho a cualquiera de los subsidios establecidos en la ley o los hayan agotado.