La entidad paga 19,5 millones por un edificio en el centro de Madrid

Crédit Mutuel compra a Mapfre una sede para su filial Targobank

Crédit Mutuel ha encontrado una sede para Targobank, la filial que ha puesto en marcha en España de la mano de Banco Popular. En 2011, pagó 19,5 millones de euros a Mapfre por un edificio en la calle Claudio Coello de Madrid.

Crédit Mutuel compra a Mapfre una sede para su filial Targobank
Crédit Mutuel compra a Mapfre una sede para su filial Targobank

Crédit Mutuel asienta su impronta en España. El grupo cooperativo francés ha encontrado dónde ubicar la sede central de Targobank, la entidad con la que busca hacerse un hueco en el mercado bancario nacional.

El pasado año, la multinacional gala adquirió a Mapfre un edificio ubicado en la calle Claudio Coello de Madrid. Pagó por el mismo 19,5 millones de euros, según el informe anual de la aseguradora. Las partes implicadas rehusaron informar sobre la superficie del inmueble y sus características. Tampoco indicaron si intervino algún asesor legal o inmobiliario externo.

Targobank es una enseña que Crédit Mutuel ya emplea en Alemania. La joint venture española, que ha adoptado el mismo nombre, fue constituida en 2010 con Banco Popular. Los dos socios se reparten su capital a partes iguales. De hecho, en los registros del Banco de España figura que Targobank aún tiene su sede oficial en la calle de José Ortega y Gasset, 29, de Madrid. Es decir, en el inmueble que alberga el cuartel general de Banco Popular.

Targobank cuenta actualmente con 124 oficinas en España y un total de 505 empleados

Al frente de Targobank se sitúan Juan Pérez Enríquez, como director general ejecutivo, y Francisco Javier Gefaell, en calidad de director general de negocio. Ambos provienen de Popular. El primero fue responsable del área de banca privada del grupo que preside Ángel Ron, mientras que el segundo encabezó la filial que Popular tuvo en Francia y que vendió a Crédit Mutuel en 2008.

Targobank dispone de 124 oficinas repartidas por España. Todas provienen de Banco Popular. Su plantilla está formada por 505 empleados.

Papel en la consolidación

La entidad nació con la vocación de aprovechar "las oportunidades de crecimiento que se presenten en el mercado ibérico, mediante la participación en el proceso de reorganización y consolidación actualmente en marcha en el sector financiero español", según se informó en la nota de prensa oficial que anunciaba la creación del banco.

La joint venture nació con un core capital del 13%. Disponía de 2.103 millones en activos en 2011, según la AEB. Aquel año obtuvo un beneficio de 20 millones de euros. Su web afirma que tiene 233.296 clientes particulares y 22.922 clientes empresas.

Los responsables de Popular han repetido en diversos foros públicos que su intención es pactar con Crédit Mutuel el traspaso a Targobank de oficinas sobrantes de que dispongan a raíz de las compras que realicen en el marco del proceso de consolidación bancaria en curso. Por lo pronto, es previsible que la joint venture se adjudique locales redundantes tras la absorción de Banco Pastor.

Targobank ofrece servicios de banca universal y comercial. Su abanico de productos abarca cuentas, tarjetas, depósitos, seguros, Bolsa, créditos, así como comercio internacional. Al contrario que Popular, la entidad no está sujeta al acuerdo con Allianz de distribución en exclusiva de pólizas y planes de pensiones. Además de trabajar juntos en Targobank, Crédit Mutuel es propietario de un 5% de Banco Popular desde 2010. Su vocación es mantener este porcentaje. Así lo demuestra que tras la entrada en el capital de Popular de la Fundación Pedro Barrié de la Maza y otros accionistas de referencia de Pastor, el grupo galo adquiriera nuevas acciones para mantener su participación en el citado 5%.

Rotación de inmuebles

Mapfre mantiene una gestión activa de sus inmuebles. La venta más importante ha sido la realizada a Crédit Mutuel de un edifico en la calle Claudio Coello de Madrid por 19,5 millones. Mapfre también traspasó a Divina Pastora un edificio en la calle Játiva, 23, de Valencia, por 17,4 millones. En esa misma ciudad vendió, por 12,3 millones, un inmueble en la calle Colón a un family office. Además, Patrimonio del Estado le compró un inmueble en la calle Gil de Jaz de Oviedo, por 12,3 millones. Fuera de España, Mapfre ha vendido el edificio Urbina de Caracas por 41,9 millones de dólares. También se ha desprendido del centro comercial Galería del Imperio, en Santiago de Chile, por 37,7 millones y del 45% del suelo de la Tirilluca, en Chile, por 18,9 millones. En México DF, ha vendido las sedes de Interlomas II a un inversor por 3,9 millones de dólares.

También ha efectuado inversiones importantes. Entre ellas, la construcción de su Centro de Proceso de Datos en Alcalá de Henares (Madrid), al que destinará 60 millones, y ha comprado ocho plantas de la Torre Caracas, en la ciudad del mismo nombre, por 59,9 millones. El valor de sus inmuebles asciende a 2.503 millones.