Finanzas

Mutua apuesta por las compras

Gana 179 millones, un 9,7% más, en un año 'histórico'

Pese a la negativa situación de la economía española, el sector asegurador es uno de los pocos, si no el único, que mejora sus resultados, o por lo menos sus principales compañías, según presumió el viernes el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda. Además, estas firmas están dispuestas a crecer con compras en España y en el exterior.

Mutua Madrileña cerró 2011 con un beneficio neto de 179,1 millones de euros, un 9,7% más que un año antes, al incluir cerca de 53 millones en plusvalías por la venta de un edificio que será la nueva sede de la CNMV. Además, el pasado año fue histórico para la compañía. Compró el 50% de SegurCaixa Adeslas y alcanzó un acuerdo de bancaseguros con La Caixa. Esta alianza, como es lógico, ha influido positivamente en los resultados e ingresos de la aseguradora. Este último capítulo, de hecho, sumó 2.374 millones de euros en primas, un 79,3% más, gracias al acuerdo con la entidad financiera catalana. Sin esta alianza la mejora hubiera sido del 5,5%.

La absorción de Banca Cívica por La Caixa influirá positivamente en Mutua, ya que Garralda confía en que los seguros de la firma que preside se distribuyan también en la red de la entidad navarroandaluza.

Garralda dice que el "baile de sillas" en las cajas hace imposible invertir

Por actividades, el ramo de no vida aportó a los beneficios 87,8 millones y el de vida, 3,2 millones.

Pese a la crisis económica, que afecta también al seguro, Garralda sigue apostando por el crecimiento a través de compras. Así, seguirá mirando oportunidades en España y empezará a analizar posibles operaciones internacionales, sobre todo en Europa del Este y Latinoamérica. Su objetivo es "hacer una operación en el exterior entre 2013 y 2014", una vez que ha logrado diversificar su cartera y y dar el salto fuera de Madrid.

La reestructuración financiera se ha convertido en un escollo para llegar a nuevas alianzas y compras para repetir el esquema de la operación realizada en septiembre con La Caixa. El "ruido y el continuo baile de sillas en las cajas hace imposible" que la entidad pueda decidir entrar en alguna operación corporativa en el sector del seguro, argumentó Garralda. "Hasta que no se clarifique la reestructuración financiera", Mutua estará a la expectativa para desarrollar compras. "Y entonces hablaremos. Pero sí que estamos abiertos a estudiar nuevas oportunidades", apuntó.

No bajará el precio de sus alquileres

Mutua Madrileña ha logrado equilibrar su negocio en un año. La actividad de autos representa ahora el 49,2% del conjunto de su negocio, y eso que las pólizas de auto crecieron un 20% en gran parte debido a la incorporación del negocio del 50% de SegurCaixa Adeslas. El ramo de salud suma otro 40,4%, con 957,8 millones, también al incluir a la firma catalana. Además, su peso geográfico se ha compensado. El 40% de su negocio proviene de Madrid. En 2010 suponía el 71,5% de su facturación. Mutua confía en seguir creciendo en autos pese a la alta competencia. Eso sí, descarta operar como una compañía de "low cost", según Garralda. El directivo también presumió de la salud de firma, al carecer de deuda. Su activo en inversiones financieras e inmuebles asciende a 5.749 millones, con unas plusvalías latentes de 556 millones. Mutua tiene uno de los patrimonios inmobiliarios más importantes de Madrid. Entre ellos, destaca la Torre de Cristal, uno de los cuatro rascacielos del Paseo de la Castellana. Este edificio solo está ocupado en un 20%. Pese a ello, Mutua no bajará su alquiler. Cree que si lo redujera podrían verse perjudicados otros edificios que tiene en el mismo paseo.