Afirman que penalizará las inversiones

Vodafone y Telefónica critican el adelanto de la bajada de la interconexión móvil

Vodafone y Telefónica se han mostrado muy críticas con la decisión de la CMT de adelantar en seis meses, hasta julio de 2013, el calendario de bajada de las tarifas de terminación en red móvil.

Fuentes de Vodafone señalaron que este cambio en el calendario es muy perjudicial y añade más presión para un sector que ya de por sí es muy deflacionario. "En 2011, los precios de la telefonía móvil bajaron más de un 18%", señalaron estas fuentes, que indicaron que este modelo es malo para el sector, la economía y los usuarios. En su opinión, este descenso más acelerado penaliza los ingresos de las compañías, lo que implicará un impacto negativo en las inversiones en nuevas infraestructuras de 4G, en un momento como el actual marcado por la crisis económica.

Otras fuentes del sector manifestaron que el enfrentamiento que se ha vivido entre la CMT y Bruselas a propósito de las diferencias en el establecimiento del calendario ha puesto de manifiesto la inseguridad jurídica que se vive en el sector. "Se ha cambiado de propuestas varias veces en los últimos meses y así no hay manera de trabajar en los presupuestos", indicaron estas fuentes. Para estos observadores, si se mantiene esta dicotomía entre reguladores, lo mejor sería caminar hacia una única autoridad reguladora europea. Estas fuentes también advirtieron sobre los riesgos que la decisión de la CMT tiene para las inversiones en nuevas redes y, por tanto, para el cumplimiento de la Agenda Digital en Europa.

Asimismo, otras fuentes del sector recordaron la diferencia entre compañías a la hora de disfrutar de un periodo de asimetría regulatoria y beneficiarse de estas tarifas, como es el caso de Yoigo. En este caso, recuerdan, la filial de TeliaSonera ha tenido menos tiempo en este escenario que sus rivales y que otros cuartos operadores en otros países europeos.

Según los planes de la CMT, el nuevo glide path (descenso escalonado de los precios) entrará en vigor el 16 de abril de 2012 y alcanzará el precio objetivo en julio de 2013. Las tarifas pasarán de cuatro céntimos por minuto (4,98 céntimos en el caso de Yoigo) a 1,09 céntimos en julio de 2013. De esta manera, el descenso será de entre un 75% y un 80%.