Otros 750 millones de recaudación previstapor esta vía

Vía libre para repatriar dividendos de paraísos fiscales a cambio de un 8%

No es una amnistía fiscal, porque el dinero es limpio, pero sí un alivio para las empresas, que podrán repatriar dividendos de sus filiales en paraísos fiscales con solo un 8% de pago tributario.

El Gobierno ha aprobado una aministía fiscal para dinero oculto y otra para dinero limpio pero que está lejos y que sale caro traer a España. Se trata de los dividendos o participaciones en beneficios de filiales extranjeras de empresas nacionales. En concreto, la nueva norma se aplicará para las que estén en países "de reducida tributación", según dice el Gobierno, lo que equivale a paraísos fiscales.

Cumpliendo determinados requisitos, la repatriación de dividendos está exenta, porque se entiende que ya pagan lo necesario en la nación donde se ha originado la ganancia. Pero en esos países de tributación reducida no es así y traerlos a España tiene un alto coste fiscal. Como el objetivo del Gobierno es que aflore todo el dinero posible venga de donde venga, entre las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros consta el establecimiento de un gravamen especial del 8% para la repatriación de estos dividendos hasta el 31 de diciembre de este año.

Esta es una medida que afecta sobre todo a la banca, que tiene fondos en sociedades radicadas en estas naciones. "Con este gravamen, las entidades que no han podido beneficiarse de la exención prevista para los dividendos y rentas de fuente extranjera por estar alguna de las sociedades en un país de reducida tributación estarán estimuladas para repatriar fondos a un coste reducido", señala el Gobierno.

El objetivo del Ejecutivo es recaudar hasta 750 millones con esta iniciativa.