Solo 500.000 millones serían "dinero nuevo"

El Eurogrupo refuerza el fondo de rescate hasta 700.000 millones

Los ministros de Finanzas de la zona euro acordaron hoy reforzar el fondo de rescate hasta los 700.000 millones de euros, incluyendo los 200.000 millones ya comprometidos para Grecia, Irlanda y Portugal, ha expluicado hoy la ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter.

"Existe un consenso para elevar el techo del fondo hasta los 700.000 millones", ha agregado la ministra a la prensa, y aclaró que solo 500.000 millones serían "dinero nuevo". De esta forma, el Viejo Continente eleva de 500.000 a 700.000 millones la potencia del fondo llamado a auxiliar a los países con problemas, según ha confirmado el Eurogrupo en un comunicado.

Todo ello, pese a las reticencias de Alemania, que se había empeñado en poner el tope del medio billón. Eso sí, la fuerza combinada de los fondos de rescate permanente y el temporal (el famoso cortafuegos que todas las instituciones supranacionales piden para calmar el incendio fiscal europeo) sigue siendo inferior al billón de euros que reclamaba, por ejemplo, la OCDE. Varios países estaban a favor de ello, pero Alemania considera que el mínimo aumento aprobado es suficiente.

Además de los 200.000 millones de euros ya comprometidos, se creará una reserva o un "colchón" de 240.000 millones de euros para casos excepcionales, aunque solo hasta mediados de 2013.

La cifra llegaría a 800.000 millones si se suman también cantidades como los préstamos bilaterales, aunque eso no sale del fondo de rescate.

Finalmente, el Eurogrupo ha descartado mantener en reserva durante un año los 240.000 millones de euros que no se han utilizado del mecanismo temporal para poder descongelarlos en caso de emergencia en los próximos meses. Esta cantidad dejará de estar disponible desde el 1 de julio.

Por ello, persisten las dudas entre los analistas sobre si este incremento mínimo será suficiente para que el G-20 apruebe más recursos para el FMI en su reunión de abril. Pero Berlín rechaza la propuesta más ambiciosa de la Comisión, que consistía en sumar los dos fondos de rescate, el temporal y el permanente, y alcanzar una dotación de 940.000 millones de euros.

Los ministros de Economía de la eurozona han acordado acelerar los desembolsos al fondo permanente, que contará con un capital propio de 80.000 millones de euros, lo cual le permite apalancarse con más facilidad. Los dos primeros tramos se pagarán este año, los dos siguientes se adelantan a 2013 y el último se completará en 2014. España debe aportar 9.500 millones.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido que la dotación del fondo de rescate sea lo más alta posible para reforzar así su efecto disuasorio ante los especuladores. Le apoyan Francia o la Comisión, entre otros.

No obstante, De Guindos ha vuelto a negar esta semana que España vaya a pedir ayuda del fondo para reestructurar la banca, tal y como había sugerido un alto funcionario de la UE. "No vemos ninguna necesidad de ningún programa del fondo de rescate para España", han asegurado también fuentes del Consejo de la UE.