Según aprueba hoy el Consejo de Ministros

El Gobierno permitirá a los ayuntamientos cobrar más por el impuesto de plusvalía

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una modificación de la Ley de Haciendas Locales que permitirá a los ayuntamientos aumentar su recaudación por el impuesto de plusvalía, aquel que se paga cuando se produce la transmisión de la propiedad de los terrenos, por ejemplo al vender una casa o recibir una propiedad en herencia. Aunque es un tributo que no tienen todos los municipios, valga como ejemplo que para las arcas de Madrid esta modificación puede suponer una recaudación extra de 60 millones este año y 120 millones más en 2013.

La plusvalía municipal no grava la plusvalía real del terreno (valor de transmisión - valor de adquisición), sino una estimación que la ley hace de la misma a partir del valor catastral del terreno, valor que se revisa cada 10 años.

Para fijar la cuota del tributo (el importe que debe abonarse al Ayuntamiento) de conformidad con la Ley se debe aplicar un porcentaje sobre el valor catastral del inmueble en el momento de la transmisión. Este porcentaje varía en función de los años transcurridos entre el momento de la adquisición y el de la venta.

Por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid, la cuota a pagar máxima de un inmueble en la actualidad es el 3% del valor del terreno, y para ello deben haber transcurrido más de 20 años entre la compra y la venta (el ITP o el IVA es el 7% y 8% respectivamente del valor total del inmueble (no solo del terreno).

Por lo tanto, la cuota depende del valor catastral del suelo. En este sentido hay que recordar que este valor, una vez determinado por la Dirección General del Catastro del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, es válido durante un periodo de 10 años, según confirman a CincoDías.com las fuentes consultadas.

Sin embargo, la Ley de Haciendas Locales en su artículo 107.3 obliga a reducir este valor entre un 40% y un 60% durante los cinco primeros años de entrada en vigor de una revisión catastral, lo que carece de toda lógica tributaria en un impuesto que no se cobra periódicamente, según admiten los expertos consultados.

La modificación aprobada hoy por el Consejo de Ministros consiste en convertir la vigente reducción del 40% al 60% obligatoria aplicable cuando se modifican los valores catastrales en potestativa para los ayuntamientos, según confirmaron fuentes cercanas al Ejecutivo. De esta forma, se evitará que la transmisión del mismo inmueble en el sexto año desde la entrada en vigor de la nueva ponencia de valores tribute un 67% más que si se transmite en el quinto año, lo que, según los expertos, también carece de toda lógica tributaria.

En importancia cuantitativa, la plusvalía municipal es el cuarto de los cinco impuestos municipales, al situarse en cuanto a su recaudación en 1.233 millones de euros en 2009, casi en el mismo nivel que el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (1.187 millones). Representa el 2% de los ingresos totales de los municipios, pero en tiempos de miseria como los actuales, todo balón de oxígeno es bien recibido.