Ofrece bonos que pagan el 3% anual

Banesto avisa: quien no acuda al canje de preferentes puede perder un 50%

Hasta el próximo 10 de abril, los propietarios de participaciones preferentes de Banesto pueden acudir al canje que propone la entidad. Si prefieren quedarse los títulos, las pérdidas pueden superar el 50%.

Oficina de Banesto en Madrid.
Oficina de Banesto en Madrid.

La avalancha de propuestas de canje de preferentes continúa. Primero fue BBVA, después Sabadell, Santander, La Caixa, Bankia, Popular y Banesto. Ayer comenzó el periodo de canje de las vendidas por esta última entidad, y en el folleto de la operación la filial de Santander lanza un aviso a navegantes. El objetivo es que tengan muy en cuenta lo que se juegan si optan por no canjear las preferentes.

Así, Banesto advierte que las preferentes que emitió en junio de 2009 "tendrían una valoración teórica en mercados mayoristas situada entre el 44% y el 52% de su valor nominal". Esto quiere decir que las pérdidas en caso de venderlas se situarían entre el 56% y el 48%

Es cierto, sin embargo, que el último precio de mercado de estas preferentes, que cotizan en el mercado SEND, propiedad de BME, alcanza el 90%, si bien fuentes financieras señalan que este precio es irreal, pues está influido por la propia oferta de canje.

Actualmente, las preferentes de Banesto pagan el euríbor a tres meses -que ayer cerró en el 0,8%- más un diferencial de 2,3 puntos porcentuales, si bien la rentabilidad mínima es del 4%.

Banesto ofrece canjear las preferentes -emitió 497,5 millones de euros- por bonos simples (sin subordinar) que pagarán el 3% anual durante tres años. A la oferta se puede acudir hasta el 10 de abril y los bonos se entregarán el 17 del mismo mes. Vencerán, por tanto, el 17 de abril de 2015.

Aunque la emisión se realizará a la par -es decir, por cada euro invertido en preferentes, se entregará un euro en bonos-, el valor de mercado de los bonos se situará entre el 93,7% y el 94,8%. Es decir -y así lo reconoce Banesto en la advertencia-, si se venden en el acto los bonos que se ofrecen como canje podrían registrarse una pérdida máxima del 6,29% de su inversión inicial.

"No obstante", advierte Banesto, "esta pérdida sería previsiblemente superior en caso de que el inversor no acudiera a la oferta de recompra y procediera a vender las participaciones preferentes en el mercado".

De hecho, los expertos consultados consideran que la mejor opción es acudir a estas ofertas de canje, a riesgo de quedarse con un producto extremadamente ilíquido -más aún que ahora- y sin vencimiento cierto, pues las preferentes son deuda perpetua.