Convocan asamblea mañana y el jueves

La mediación en Iberia fracasa y los pilotos vuelven a la huelga

La vuelta a la huelga es inevitable y la situación será ahora mucho más dura. Con estas opalabras han confirmado fuentes del sindicato de pilotos la ruptura de la negociación sobre Iberia Express y el recrudecimiento del conflicto. El nuevo calendario de paros se conocerá mañana y probablemente no afecte a la Semana Santa.

Iberia Express sale al mercado con vuelos nacionales desde 25 euros
Iberia Express sale al mercado con vuelos nacionales desde 25 euros

Ni un minuto de margen han dejado. La nueva low cost de Iberia, Express, comenzó ayer a operar y ya por la tarde se escuchaban de nuevo los tambores de huelga entre los pilotos.

Esta misma mañana está reunida de urgencia la sección sindical del Sepla en Iberia, con el fin de analizar la situación creada tras la ruptura ayer del proceso de mediación en el que participaban, de un lado los tripulantes, de otro la compañía y, como mediador el ex ministro Manuel Pimentel. Es más que probable que del encuentro de la dirección del Sepla de esta mañana no salga el calendario de nuevos paros ya que un miembro de la dirección del sindicato ha asegurado que "el escenario que nos espera va a ser muy duro y queremos tener en todo momento el respaldo directo de los afiliados". Con este objetivo al Sepla ha convocado sendas asambleas para mañana y para el jueves. "Todas las posibilidades están abiertas" señaló la fuente mencionada, quien descartó, sin embargo, que el modelo de movilizaciones sea similar a los anteriores 12 jornadas de paro "muy controladas" que se han sucedido desde el mes de diciembre hasta hace un par de semanas cuando se decretó el cese temporal de la protesta. "En todo caso nuestras acciones se atendrán a la legalidad".

Ante la eventualidad de que los pilotos pudieran convocar huelga coincidiendo con las fechas de Semana Santa, la fuente sindical mencionada aseguró que "aunque por fechas se podría hacer coincidir la protesta con el retorno de la Semana Santa, es más que probable que no se tome esa decisión". El representante del Sepla da a entender que existe algún tipo de consenso entre el Ministerio de Fomento y los pilotos, tras las reuniones de mediación de mantenidas durante las últimas semanas "en las que el Gobierno se ha dado cuenta que la posición de intransigencia la ha mantenido la compañía y no los pilotos". De hecho, asugura "hemos podido demostar que con la oferta del Sepla, los salarios de los tripulantes de Iberia Express podrían haber sido más bajos que los que se anunciaron el viernes en la presentación de la low cost". Este pretendido entendimiento entre Fomento y el Sepla es el que llevaría al sindicato a "no perjudicar las opreaciones de salida y entrada de Semama Santa".

El Sepla afirma que mantiene un contacto permanente con el resto de los colectivos de Iberia y que intentará coordinar la nueva tanda de protestas con sus representantes sindicales

Por su parte, un portavoz de Iberia ha asegurado esta mañana que no tienen información oficial sobre una posible vuelta a la huelga de los piltotos, por lo que no harán ningún tipo de declaración hasta que se produzca.

Fracaso de la mediación

El proceso de mediación intentado con el abitraje de Manuel Pimentel terminó el domingo con un fracaso completo. Fuentes cercanas a la empresa dijeron que el exministro presentó el domingo su conclusión que fue directmaente rechazada por el Sepla, lo que no dió opción a la compañía a pronuniarse. Por su parte, el sindicato asegura que "la empresa se levantó de la mesa de negociación". En todo caso lo que parece cierto es que el el exministro ha tirado la toalla al constatar que "la mediación es imposible". El proceso de mediación se ha producido a lo largo de diez días "con incontables reuniones" en las que no se ha alcanzado ningún tipo de acuerdo.

El desencadenante final de la ruptura ha sido, no obstante, la puesta en marcha de Iberia Express el pasado sábado. En la presentación del viernes de la aerolínea, ni el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, ni posteriormente los responsables del Sepla quisieron hacer declaraciones sobre el efecto que podría tener la puesta en marcha de la low cost en el duro conflicto entre Iberia y sus pilotos, apuntando al silencio "mientras dure el proceso de mediación dirigido por Manuel Pimentel".

Mientras lidian con el conflicto laboral, los responsables de Iberia mantienen que esta nueva línea de bajo coste es parte fundamental para el desarrollo futuro de la compañía. De hecho, esperan que sea rentable desde el primer año de operación. Según Sánchez-Lozano, la previsión es que genere "100 millones de ahorro" respecto de los actuales costes de Iberia en 2015, año en el que se estima que disponga ya de un total de 40 aviones.