Por presuntas ayudas públicas

La CE investiga los pactos de tres aeropuertos europeos con Ryanair

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que ha abierto una investigación sobre los acuerdos financieros entre autoridades públicas y el aeropuerto belga de Charleroi, el francés de Angulema y el alemán de Dortmund, así como sus pactos con aerolíneas que los utilizan como Ryanair.

La CE señaló en un comunicado que con esta investigación pretende averiguar si esas ayudas públicas están en línea con las normas comunitarias, y precisó que la apertura del procedimiento otorga a las partes interesadas la posibilidad de remitir sus comentarios y que no prejuzga el resultado de las pesquisas.

En concreto, la Comisión explicó que ha extendido el alcance de la investigación que abrió en diciembre de 2002 sobre las ventajas concedidas a la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair cuando inició sus operaciones en el aeropuerto de Charleroi, en el sur de Bélgica.

Asimismo, indicó que, paralelamente, ha abierto dos nuevas líneas de investigación sobre la financiación de los aeródromos de Angulema (suroeste de Francia) y Dortmund (noroeste de Alemania).

La CE recordó que las inversiones públicas en empresas cumplen las normas comunitarias sobre ayudas estatales cuando se realizan en unos términos que un actor privado estaría dispuesto a aceptar según la situación del mercado.

En el sector aéreo, los subsidios a la infraestructura pueden ser, en principio, compatibles con las normas europeas cuando son necesarios, proporcionados, persiguen un objetivo de interés general, garantizan un acceso no discriminatorio para todos los usuarios y no perturban en exceso el mercado interior, agregó.

En cambio, el apoyo a las operaciones es más probable que distorsione la competencia entre aeropuertos, y suele ser incompatible con el mercado interior, apuntó.

Según la información de la que dispone, la CE "no puede excluir que las medidas en favor de los tres aeropuertos y sus aerolíneas clientes implique ayuda estatal que les otorgue ventajas frente a sus competidores, siendo así incompatible con el mercado interior", señaló.

En 2008, el Tribunal General de la UE anuló la decisión de la Comisión de 2004 según la cual consideraba ilegales parte de las ayudas recibidas por el aeródromo de Charleroi y obligaba a devolverlas.

"La Comisión ha reabierto ahora el caso para tener en cuenta esa sentencia", declaró, y precisó que, al mismo tiempo, ha extendido su investigación a las ayudas que no fueron cubiertas por su primera indagación.

Esas nuevas pesquisas se centrarán en averiguar si la región belga donde se emplaza el aeropuerto, Valonia, y la Sociedad Valona de Aeropuertos (propietarios del terreno y las infraestructuras del aeródromo) concedieron ayudas al operador del mismo, la empresa BSCA, y si está en línea con la normativa de la Unión.

También en discernir si parte de la ayuda concedida al operador del aeropuerto llegó a Ryanair, y en qué términos.

Por lo que respecta al aeródromo de Angulema, la CE indagará los subsidios a su infraestructura y operaciones, y si los reembolsos contractuales y pactos de márketing firmados con Ryanair en 2008 no confirieron a la aerolínea una ventaja desleal frente a sus competidores.

Por último, la CE recordó que ya abrió una investigación en 2007 sobre la financiación pública del aeropuerto de Dortmund, y afirmó que ahora ha iniciado una segunda acerca del nuevo esquema de tasas al que se ajusta desde 2009, que puede dar ventajas a las aerolíneas que operan en él. EFE