Rotación de activos

Abengoa reduce su deuda en 210 millones con la venta del 50% de una filial en Brasil

Abengoa se deshace del 50% que controlaba en la compañía brasileña de líneas de transmisión Taesa en favor de su socio Compañía Energética de Minas Gerais (Cemig), una de las mayores empresas de energía eléctrica de Brasil. Con este acuerdo, la española obtiene unos ingresos en caja de 376 millones de euros.

De este modo, la compañía logrará una reducción del 25% del endeudamiento neto corporativo a 31 de diciembre de 2011, además de una reducción de la deuda bruta de 210 millones de euros, según los datos facilitados por la propia empresa. En concreto, Abengoa venderá a la brasileña el 50% que ostentaba aún en cuatro concesiones de transmisión denominadas STE, ATE, ATE II y ATE III.

Esta operación, que se enmarca "dentro de la estrategia de Abengoa de rotación de activos", afirman, completa otra iniciada en junio de 2011 por la que dieron entrada a Cemig, traspasándoles un 50%. La brasileña se queda así con el 100% del control de estas concesiones. Los activos que se transmiten suman 2.138 kilómetros, llevan en operación una media de cinco años y su construcción fue otorgada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica que los puso en marcha entre 2004 y 2008.

Abengoa, tras la operación, mantendrá en Brasil una cartera de activos de transmisión de más de 4.400 kilómetros y tres plantas de producción de bioetanol.

En la nota de prensa de Abengoa, el consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, dice que la compañía española sigue apostando por Brasil, país que se consolidó el año pasado como el segundo en ingresos de la empresa y que actualmente representa el 21% de sus ventas.

El consejero ha señalado que "esta transacción demuestra el continuado interés en el mercado por activos de transmisión de calidad en Brasil". Según el directivo, este país se consolidó durante 2011 como el segundo en ingresos de Abengoa.