La castellanoleonesa aportará todos sus activos a cambio del 30% de Banco Unicaja

Caja España-Duero y Unicaja, en la recta final de su fusión

Los consejos de administración de Caja España-Duero y Unicaja han acordado esta tarde retomar la integración de ambas entidades. Para llevar a cabo la fusión, Caja España-Duero emitirá 475 millones de euros en obligaciones convertibles que adquirirá el FROB, quien además proporcionará a la entidad resultante de la fusión (Banco Unicaja) una línea de liquidez que oscilará entre 375 millones y 1.025 millones.

Los consejos de administración de Unicaja Banco y Banco Caja España-Duero (Banco Ceiss) han aprobado el nuevo plan económico-financiero de su integración, adaptado a las nuevas exigencias derivadas de los cambios en los marcos regulatorios, las nuevas condiciones internacionales para el sector financiero y la propia evolución del entorno económico. Asimismo, próximamente se modificará el contrato de integración para adecuarlo a esta nueva situación, informaron a Europa Press fuentes de Caja España-Caja Duero.

El nuevo plan, además, avanza ya la definición concreta de la estructura de integración, que se realizará mediante el traspaso de todo el negocio y depósitos de clientes a Unicaja Banco, bajo cuya garantía quedarán los mismos. Banco Ceiss ostentará la propiedad del 30% de Unicaja Banco.

El plan parte del principio básico de garantizar la máxima solvencia posible para el proyecto, mediante el objetivo de mantener una ratio de capital principal superior al 10%, y ello aún después de reforzar de manera significativa las provisiones para posibles deterioros futuros de activos, han indicado las mismas fuentes, que han apuntado que "todo ello contribuye a ofrecer a los clientes unos indicadores de solidez y fortaleza financiera de entre los mayores del sistema financiero español".

Para alcanzar estos objetivos, el plan prevé, entre otras medidas, el mantenimiento de los 525 millones de euros en participaciones preferentes que Banco Ceiss tiene ya concedidos por el FROB, a los que se añadirían otros 475 millones en obligaciones convertibles a emitir por Banco Ceiss a suscribir por el FROB. La garantía de estos 1.000 millones de euros corresponde exclusivamente a Banco Ceiss. Por su parte, Unicaja Banco tendrá abierta una línea de disponibilidad de obligaciones convertibles desde 375 millones de euros y hasta un límite de 1.025 millones de euros.

El grupo Unicaja/Ceiss se constituiría como el tercer mayor grupo financiero de cajas de ahorros, con unos activos totales aproximados de 80.000 millones de euros y un volumen de negocio bancario de 120.000 millones de euros.

El nuevo grupo, aunque con presencia en prácticamente todo el ámbito nacional, tiene una implantación principal en las comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía, territorios con los que se mantiene una especial vinculación, y que a partir de ahora, gracias a la fuerza del nuevo proyecto, se pretende servir más eficazmente. Por otra parte, el nuevo grupo confirma su aspiración de avanzar en el proceso de consolidación del sistema financiero español, mediante la configuración de entidades más fuertes y eficaces.