Recortará un 15% la jornada a 6.800 interinos

Cataluña aplicará la movilidad geográfica a 45.000 personas

La Generalitat ha presentado hoy a los sindicatos un plan de empleo para la función pública que prevé la aplicación a partir del 1 de abril de la reducción en un 15% de jornada y sueldo para 6.800 interinos, y que contempla traslados geográficos y funcionales para unos 45.000 trabajadores.

El plan, previsto para el período 2012-2014, ha sido comunicado hoy a los sindicatos de la Función Pública (CC OO, UGT e IAC) durante una reunión de la Mesa General de la Función Pública, según han informado en rueda de prensa los portavoces de estas centrales.

El Gobierno de Artur Mas prevé aprobar el próximo martes en el Consell Executiu un plan de empleo para racionalizar la organización del personal de la administración pública, que incluye esta reducción de jornada a interinos técnicos y administrativos, que afectará mayoritariamente al colectivo de administrativos y subalternos de los centros educativos, que suman entre 3.500 y 4.000 personas, según ha concretado en rueda de prensa la portavoz de CC OO, Montse Ros.

De la reducción de jornada quedan excluidos el personal interino de bomberos, agentes rurales, auxiliares técnicos y técnicos especializados de servicios penitenciarios y los titulares superiores de veterinaria en los mataderos.

Los sindicatos han lamentado la falta de voluntad negociadora de la Generalitat, ya que han asegurado que recibieron esta propuesta la pasada noche y que sólo cuentan hasta el lunes por la tarde para volver a reunirse con los representantes de Gobernación.

Los sindicatos, que denuncian que la Generalitat plantea cambios sustanciales de las condiciones laborales, calculan que podrá afectar a cerca de 45.000 personas, entre ellos 32.000 funcionarios y 10.000 contratados laborales.

Estos trabajadores verán como esta reducción salarial se suma a otros recortes que afectan a todo el colectivo de funcionarios y trabajadores de las empresas públicas como la reducción de los días de asuntos personales y de la aportación a los planes de pensión, además del recorte salarial general (hasta un 4,8% para 2012).

"¿Alguien cree que se puede negociar un plan de empleo entre el viernes por la mañana y el lunes por la tarde? Esto es teatro", ha lamentado Ros.

Los sindicatos han advertido de que el plan tiene los mismos objetivos que la reforma laboral: devaluar el sueldo de los empleados públicos y romper la negociación colectiva, por lo que han hecho un llamamiento a los trabajadores públicos a secundar la huelga general del próximo 29 de marzo.

El Parlamento catalán incluyó una disposición en la ley de medidas fiscales y financieras en la que instaba al Gobierno de Artur Mas a aplicar la reducción del 15% de jornada a los interinos dentro de un plan de empleo a negociar en la mesa de técnicos y administrativos, aunque la Generalitat lo ha hecho extensivo a la mesa general de la función pública, excluyendo al personal docente no universitario y del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

El plan de empleo afectará a unos 45.000 trabajadores públicos, entre personal funcionario y laboral, y prevé que la Generalitat pueda aplicar de forma unilateral medidas de reorganización de tareas y funciones, así como la reordenación de jornada y horarios, modificaciones de los puestos de trabajo, redistribución de efectivos, cambios de adscripción de puestos de trabajo y reasignación de efectivos.

También reducir en un 30% el número de puestos de trabajo de jefes de servicio y similares que cuentan con una jornada de dedicación especial -trabajan hasta 40 horas semanales con el suplemento salarial equivalente-.

Según los sindicatos, la Generalitat prevé tener elaborado un diagnóstico de la situación de la función pública en octubre, pero las medidas que contempla el plan se podrán llevar a cabo antes del estudio.