El dispositivo integraría consola y un potente ordenador
Apple TV, un formato a superar
Apple TV, un formato a superar

¿Lanzará Apple su televisor este verano?

Los rumores de las últimas semanas parecen tomar cuerpo: Apple podría estar trabajando en el lanzamiento de su "revolucionario" televisor para el mes de mayo o junio.

Después de que sus dos últimos lanzamientos, iPhone 4S y el nuevo iPad, hayan sido acogidos con tanto entusiasmo entre los clientes como tibieza entre los críticos, Apple podría estar preparando una nueva presentación revolucionaria, por usar el término ten querido por Steve Jobs y, en la actualidad, por Tim Cook.

Los rumores acrecentados en los últimos meses parecen tomar definitivamente forma y llevar a una conclusión clara: Apple prepara el lanzamiento inminente de su iTV (o un nombre por determinar, dado que este coincide con un canal de televisión del Reino Unido). No sería un aparato a conectar con la tele actual, como el Apple TV, sino un televisor más que completo.

Peter Misek, director del banco de inversión Jeffries&Co., ha explicado a Bloomberg su conclusión de un reciente viaje al sureste asiático: la tele de Apple comenzará a producirse en mayo o junio. Misek ha consultado a numerosas fábricas de componentes electrónicos de la zona, que han comentado sus trabajos en curso y plazos de entrega aunque sin desvelar el nombre de su cliente. A partir de ahí, el cruce de esos datos con investigaciones sobre patentes y diversos rumores lleva, según esa firma, a que la producción a gran escala (entre dos y cinco millones de unidades) comenzaría en breve, con vistas a la venta en torno a septiembre.

Según el diario canadiense The Globe and Mail, dos grandes empresas de telecomunicaciones de ese país llevan más de dos meses probando el producto en sus laboratorios.

Integrado en el ecosistema de la manzana

La conocida genéricamente como iTV sería un televisor integrado con un potente ordenador y una consola de videojuegos. Además contaría con control por voz mediante el sistema Siri (el mismo que utiliza el iPhone 4S), reconocimiento de gestos mediante cámara frontal, integración de redes sociales y videochats, etc. Además, siguiendo la política de la empresa de Cupertino, el televisor de Apple sería completamente compatible con iPhone e iPad, y estaría integrado en el sistema de almacenamiento virtual iCloud. Por supuesto, al margen de los que aporte la televisión tradicional, los contenidos podrán ampliarse con iTunes y App Store.

En cuanto al precio, también aquí la empresa californiana seguiría con su apuesta por la diferenciación de las marcas mortales: según ha explicado el gurú de Apple Gene Munster en Business Insider, la nueva tele duplicaría al habitual en un dispositivo de tamaño similar. El propio Misek aventura que un equipo de 42 pulgadas costará en torno a 1.200 dólares, y uno de 55 o 60, entre 1.500 y 1.800. Hasta ahora, los precios altos no le han ido mal a la empresa de la manzana.