Cree que el país va bien encaminado

Rehn asegura que la situación de Portugal es "muy distinta" a la de Grecia

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha asegurado que la situación de Portugal es "muy distinta" a la de Grecia y dijo que el país está bien encaminado para recuperar la confianza de los agentes del mercado.

En una breve declaración en Lisboa junto al ministro de Finanzas luso, Vítor Gaspar, Rehn explicó que el peso de la deuda de ambos países no es "el mismo de ninguna manera".

Asimismo, recordó que Portugal cuenta con un "fuerte consenso político" para ejecutar el programa de ajustes y reformas, a cambio del cual recibe 78.000 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es esencial ahora en Portugal que las fuerzas políticas y los agentes sociales se centren en implementar el programa del memorándum", indicó al ser preguntado sobre si Portugal necesitaría más tiempo o más dinero para cumplir el plan de rescate financiero.

Rehn mostró su satisfacción por la reciente reforma del mercado laboral luso, que consideró "un paso fundamental", y destacó también el buen comportamiento de las exportaciones portuguesas.

Gaspar resaltó, por su parte, los progresos económicos del país y citó la reducción del déficit de la balanza corriente como ejemplo de cumplimiento.

Portugal cerró 2011 con un déficit comercial de 15.249 millones de euros, un 25% menos que el año anterior, aupado por el auge de las exportaciones. Rehn, que realiza una visita de dos días a Portugal para entrevistarse con sus autoridades, se reunió hoy con el primer ministro luso, el conservador Pedro Passos Coelho.

Este jueves se encontrará con el jefe del Estado, Aníbal Cavaco Silva, y visitará el Banco de Portugal y el Parlamento, entre otros actos.