Las finanzas públicas: el recorte de los números rojos